Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia Nacional permite al juez Martínez Lázaro estudiar la recusación de uno de los jueces del caso 'Gürtel'

Había sido recusado por la defensa de Pedro Crespo por su cercanía al PSOE
El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha acordado este viernes, de forma unánime, rechazar de plano la recusación presentada a última hora de este jueves por el exsecretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo -uno de los principales acusados en el primer juicio contra la trama 'gürtel'- contra el magistrado Javier Martínez Lázaro, que era el designado para estudiar, a su vez, la petición de esta parte de apartar a uno de los tres jueces que a partir del próximo martes comenzarán a juzgar la actividad de la organización presuntamente delictiva durante su primera etapa (1999-2005).
El miembro del tribunal recusado es José Ricardo de Prada, a quien Crespo quiere apartar por su "evidente y notoria" vinculación al PSOE y amistad con el exjuez Baltasar Garzón.
El rechazo a esta última recusación, que fue introducida a última hora en el orden del día del Pleno de la Sala de lo Penal, permitirá a Martínez Lázaro resolver si De Prada debe permanecer o no en el tribunal del 'caso gürtel', una decisión que se conocerá previsiblemente el lunes 3 de octubre, un día antes del comienzo del juicio.
El abogado de Crespo, Miguel Durán, señalaba en su escrito de recusación que Martínez Lázaro fue vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a propuesta de la formación socialista.
También alegaba que el magistrado fue uno de los que votó en su día para que otro de sus compañeros de la Audiencia Nacional --Enrique López-- se apartara de 'Gürtel' del tribunal de Gürtel porque ocupó la misma plaza que él en el órgano de Gobierno de los jueces, en ese caso a propuesta del PP.
Además, la defensa de Crespo destacaba la amistad de Martínez-Lázaro con Baltasar Garzón y asegura que, al igual que De Prada, "siguió de forma muy intensa y cercana" el procedimiento seguido contra él y que acabó con una condena que le apartó de la carrera judicial, por escuchas ilegales en prisión a acusados de la Gürtel, entre ellos el propio Crespo.
"Es evidente que Martínez Lázaro tiene un cariño especial hacia Garzón y el PSOE", dice el escrito que agrega que el instructor designado no tiene, por tanto, "la apariencia de imparcialidad suficiente" para tratar la cuestión de De Prada ya que podría tener la tentación "de ajustar cuentas" con quienes acusaron a Garzón.
También advierte el escrito sobre la posibilidad de que la petición de apartar a De Prada se rechace de plano y dice que "estaría contaminada de raíz".
La recusación se produjo después de que la Audiencia Nacional designará ayer jueves a Martínez Lázaro como instructor del incidente de recusación contra el juez De Prada.
El juicio por las primeras actividades de la Gürtel comenzará el martes. Para Crespo, acusado de delitos como blanqueo, fraude fiscal y tráfico de influencias, la Fiscalía Anticorrupción pide más de 85 años de cárcel.