Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Audiencia de Barcelona obliga a CX a devolver la inversión de una clienta en un fondo disuelto

La Audiencia de Barcelona ha sentenciado a Catalunya Banc a devolver a una clienta los 26.000 euros que invirtió en el fondo de inversión inmobiliaria CX-Propietat FII en octubre de 2006 y que la entidad financiera disolvió en 2013, dejando a 3.336 partícipes afectados, ha informado este martes el Col·lectiu Ronda.
El fallo, consultado por Europa Press y que admite recurso ante el Tribunal supremo, cambia el criterio del juzgado de primera instancia y considera que la clienta no fue informada de la posibilidad de perder la inversión.
El fondo CX-Propietat FII anunció su disolución con un patrimonio inmobiliario valorado en 95,6 millones de euros, y sus inversores deben esperar a la liquidación de este patrimonio para recuperar el dinero.
Sin embargo, no hay plazo límite para llevar a cabo la liquidación y puede suponer pérdidas para los afectados si no se recupera el dinero suficiente con la venta del patrimonio, lo que teme el Col·lectiu Ronda dada la crisis inmobiliaria de los últimos años.
Este vehículo de inversión estaba dedicado a la compra y alquiler de inmuebles y al ser un fondo de inversión no cuenta con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD).
El Col·lectiu Ronda ha advertido de que los afectados tienen como máximo hasta octubre para presentar demanda, ya que entonces prescribirá el plazo para emprender acciones legales.