Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey firma en Astaná el Real Decreto de concesión a Ignacio Echeverría de la Gran Cruz del Mérito Civil

El Rey Felipe VI ha firmado este viernes en Astaná (Kazajistán) el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros para la concesión a Ignacio Echeverría, el español fallecido en los atentados de Londres del pasado sábado, de la Gran Cruz del Mérito Civil.
El monarca, que se encuentra en Astaná para asistir a la inauguración de la exposición internacional 'La Energía del Futuro' junto al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, ha firmado el Real Decreto en la Embajada de España tras asistir a la cena con todos los jefes Estado presentes.
De esta forma, el Real Decreto por el que se le concede la Gran Cruz del Mérito Civil a título póstumo "al héroe" Ignacio Echeverría, según destaca Casa Real, podrá publicarse este mismo sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
Está previsto que los restos mortales de Ignacio Echeverría lleguen este mismo sábado a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un avión militar que también trasladará a la familia.
La Orden del Mérito Civil, creada por el rey Alfonso XIII en 1926, se dedica en la actualidad a premiar los méritos de carácter civil de personal dependiente de las Administraciones Públicas, o por personas ajenas a ésta que hayan prestado "relevantes servicios al Estado, con trabajos extraordinarios, provechosas iniciativas o con constancia ejemplar en el cumplimiento de sus deberes", según consta en el Reglamento que la regula.
La orden consta de siete grados, de los que el Collar es el de mayor rango --al Rey le corresponde su uso vitalicio y el último en recibir esta condecoración fue el que fuera presidente mexicano Felipe Calderón en 2012-- y la Gran Cruz el segundo. Así, la Gran Cruz suele concederse a altos cargos de la Administración, generales de los Ejércitos y de la Guardia Civil, o a personas relevantes.