Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Asociación por la Memoria Histórica pide al Gobierno un monumento a los republicanos en Mauthausen

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha pedido al Gobierno que preside Mariano Rajoy la construcción de un monumento en el campo de concentración nazi de Mauthausen para homenajear a los republicanos que fueron deportados durante la dictadura franquista.
"Cerca de 10.000 republicanos españoles terminaron deportados en los campos nazis, hombres y mujeres castigados por enfrentarse al dictador Francisco Franco y al fascismo alemán e italiano", ha recordado la Asociación.
Por ese motivo, la ARMH ha enviado al Gobierno una carta en la que le pide que "lleve a cabo las gestiones necesarias" para que haya un monumento que "recuerde a los miles de republicanos españoles" y que, además, "sea financiado y mantenido con fondos públicos" del Ejecutivo central.
Del mismo modo, ha lamentado que de todos los monumentos que representan en Mauthausen las "nacionalidades afectadas" por el fascismo, "el único que no pertenece y es mantenido y cuidado por un Estado es el de los republicanos españoles", ya que fueron los propios supervivientes, con ayuda del Gobierno francés, quienes lo impulsaron.
Además, quieren que quede constancia de que los deportados lo fueron por ser republicanos: "Pedimos que se respete su identidad política, que es la que les llevó a ser deportados, formando parte del exilio republicano que también combatió a los nazis en la liberación del continente europeo. Su lucha contra el fascismo debe ser un ejemplo público y reconocido por nuestras instituciones, porque nos vincula con las mejores tradiciones y luchas democráticas de Europa", recoge la carta.
La ARMH ha adoptado esta iniciativa con motivo de la conmemoración del Holocausto, que se celebra cada 27 de enero. Con motivo de los actos de homenaje que se celebrarán en diversas instituciones, la Asociación ha escrito a las presidencias de todos los parlamentos autonómicos para que los Parlamentos lean los nombres de los deportados de cada comunidad autónoma "para que no caigan en el olvido y sirvan de ejemplo y aliciente" para que se conozca la Historia.