Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ascienden a cinco los detenidos por los incidentes el día del Chupinazo

Chupinazo. Foto: EFEtelecinco.es

La Policía Nacional ha detenido a otras dos personas este martes relacionadas con los desórdenes que tuvieron lugar el día de chupinazo de las fiestas de San Fermín por lo que asciende a cinco el número de arrestados por estos incidentes, han informado fuentes de la operación.

Se trata de Eneko Pérez Labeaga Sanz, nacido en febrero de 1989 y Ekaitz Esteban Baruke, según han informado estas mismas fuentes. Se suman a los tres detenidos esta mañana: Endika Garay Vales, Artzai Santesteban Arizcuren y Jon Karmelo Lizarazu Mendibe.
Estas acusados de un delito de desórdenes públicos en los que habrían participado el día del chupinazo y que comenzaron en la calle Chapitela de la capital Navarra. Se trata de una calle próxima a la plaza del Ayuntamiento que desemboca en la calle Mercaderes, según informan fuentes policiales.
Un nutrido grupo de personas entre los que estaban los detenidos trató de acceder por esa calle a la plaza con una ikurriña de grandes dimensiones y se toparon con la negativa de la Policía Municipal y la Policía Foral que establecieron sendos filtros de seguridad para impedirles el paso.
Según explican a fuentes policiales, la acción preveía impedir el acceso de un nutrido grupo de gente a pocos minutos del chupinazo a una plaza ya abarrotada y evitar así consecuencias imprevisibles. La insistencia del grupo, entre el que también se encontraba el dirigente de Sortu, Txelui Moreno, insistió en acceder y eso desencadenó una carga policial que se saldó con varios heridos, entre ellos el propio Moreno y tres policías municipales por impactos de botellas de vidrio en la cabeza.
Tras las cargas hubo quienes lograron pasar finalmente y accedieron de forma violenta y con empujones a la plaza. Según las mismas fuentes portaban banderas y pancartas a favor de los presos de ETA, pero la acusación tan sólo es por desórdenes públicos. Los tres detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Número 4 de Pamplona.