Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

As Pontes (A Coruña) decreta tres días de luto oficial y propone dar el nombre de Ignacio Echeverría a un parque

El Ayuntamiento de As Pontes de García Rodríguez (A Coruña) ha decretado tres días de luto oficial tras confirmarse que Ignacio Echeverría es uno de los fallecidos del atentado terrorista del pasado sábado en Londres.
Así lo ha asegurado el alcalde de esta localidad, Valentín González Formoso (PSOE), en declaraciones a Europa Press, además de haber propuesto "al resto de grupos de la corporación el denominar al parque en el que él jugaba, cuando era niño y se criaba, con su nombre".
Según ha comentado, se trata de una zona de un área recreativa del 'Poboado do Muiño' actualmente sin denominación oficial y que ha sido aceptada por unanimidad por los portavoces municipales que se han reunido en el Ayuntamiento.
La primera de las tres jornadas de luto oficial se desarrolla desde este jueves, con las banderas a media asta, y finalizará el próximo sábado, día en que está convocada una concentración "en señal de repulsa y para condenar el terrorismo", desde las 12,00 horas en la céntrica Plaza del Carmen.
También el presidente de la Diputación de A Coruña ha hecho "un llamamiento a todos los vecinos para que secunden esta concentración y que acudan a manifestar su pena por este acto terrorista".
EN FERROL NACIÓ
Ignacio Echeverría pasó los once primeros años de su vida en As Pontes, debido a que su padre era uno de los trabajadores de Endesa, y abandonaron la localidad con motivo del traslado de su progenitor a otro puesto en Madrid.
Fuentes consultadas por Europa Press también han apuntado que las informaciones que sitúan a Echeverría como natural de Ferrol se deben a que nació circunstancialmente en el Hospital Juan Cardona, en el barrio de Caranza, pero nunca llegó a residir en este municipio, ya que, tras recibir el alta médica, se marchó al domicilio familiar situado por aquel entonces en la villa minera.