Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas carga contra los partidos que se ponen del lado de quienes le quieren "destruir"

Artur Mas durante el acto electoral celebrado hoy en Sabadell (Barcelona). Foto:EFEInformativos Telecinco

El presidente de la Generalitat y candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, ha censurado este sábado que haya partidos catalanes que se pongan del lado de quienes le quieren "destruir", después de que otros candidatos le pidan explicaciones por las informaciones de presunta corrupción.

En un mitin ante más de 1.000 personas en el Pabellón Municipal de Granollers, ha asegurado que aún están a tiempo de rectificar y de confiar en su palabra y en la de Pujol en vez de ponerse del lado de "la infamia, la calumnia y la mentira".
Según Mas, es legítimo que los líderes de estos partidos le quieran sustituir, lo que respeta, pero matiza: "Otra cosa muy diferente es que se pongan al lado de todos los que pretenden simplemente destruirme".
En la línea de lo que ya dijo en el mitin en Reus de este viernes, ha lamentado que haya partidos que "de forma sistemática han intentado cargarse uno de los símbolos de la identidad catalana, la lengua".
"Ponerse del lado de esta gente, cuando además mienten, no tienen ningún sentido. Son la gente que han perdido argumentos, que ya no convencen ni a los suyos y tienen que recurrir a acciones como esta para sacar un poco la cabeza", ha exclamado.
"CAMPAÑA SUCIA"
A su juicio, mientras él se comprometió a hacer una campaña basada en la transparencia y en argumentos, "da pena que algunos políticos catalanes, apurados por su resultados y desconcertados por la desmovilización de sus bases, solo piensen en hacer una campaña sucia".
Por eso, ha confiado en que los catalanes demostrarán el 25 de noviembre que prefieren a las formaciones que llevan a cabo una campaña limpia y apostarán por darle una victoria clara para "parar los pies a los que no ofrecen alternativas a Cataluña, y sí provocación, broncas y amenazas".
"Harán lo que sea, corregido y aumentado", ha advertido Mas, quien ha insistido en que no es una estrategia que vaya contra él ni contra Pujol, sino para silenciar la voluntad del pueblo catalán y su derecho a decidir.