Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas: "'Vive y deja vivir' es la determinación que debe tener el país"

Artur Mas en rueda de prensaEFE

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este martes que "el vive y deja vivir es la determinación que debe tener el país", en el acto de entrega al tenor Josep Carreras de la Medalla de Honor en categoría de oro del Parlament, el pistoletazo de salida de los actos de la Diada.

Tomando una anécdota de Xavier Bosch en la glosa del galardonado --según la cual Carreras recibió ante la Scala de Milán (Italia) el consejo en italiano 'tieni duro' ('ten determinación')--, Mas ha aprovechado para afirmar: "No cedas, no te arrugues, ni un paso atrás. Ésta es la invitación a la determinación que debe tener Cataluña".
"En el 'vive y deja vivir' tan importante es la determinación, como la actitud; tan importante es la firmeza en las convicciones y el objetivo, como en la manera de expresar toda esta voluntad y la manera de dirigirnos a los demás", ha dicho.
De este modo, ha dicho que esta es la determinación que el pueblo catalán debe tener en los próximos días y semanas, y ha expresado su esperanza de que en Cataluña haya "muchos Josep Carreras que estén tan a la altura de las circunstancias en los momentos más decisivos".
Mas ha definido al galardonado como una persona "muy generosa" con la cultura y con Cataluña, y ha destacado su compromiso: "Ha ejercido siempre y en todas partes, incluso en aquellos momentos en los que algún comentario se le podía girar un poco en contra".
Fuente de "paz y prosperidad"
Carreras, en su intervención previa, ha dicho que su profesión le ha obsequiado con el contacto con otras culturas y que "la fuente de paz y prosperidad es eso tan sencillo de 'vive y deja vivir'", y ha censurado que haya quienes quieran anular la personalidad ajena.
"Somos un pueblo adulto y sabemos tomar nuestras decisiones", ha comentado el tenor, que ha querido reivindicar que los catalanes no son gente cerrada y que tienen una escala de valores particular, con una visión compartida del mundo para, por ejemplo, no esperar que el Estado resuelva sus problemas.
Carreras también ha hablado de su trayectoria, su enfermedad y proyección de la Fundació Josep Carreras, y ha tenido un recuerdo por sus padres: "Cuanto más pasa el tiempo más los echo de menos y desearía que estuvieran conmigo en un día como este".
La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha dicho que Cataluña aspira a presentar un modelo propio para vivir y convivir: "No nos vale cualquier Cataluña, nos merecemos y necesitamos una Cataluña fuerte".
Encargado de glosar al galardonado, el profesor emérito de la Universitat de Barcelona (UB) y exvicepresidente y patrón de la Fundación Josep Carreras, Ciril Rozman, ha repasado los logros de la institución durante toda su trayectoria: "No deseo acabar mi intervención sin destacar algunos aspectos humanos del galardonado".
Ha definido a Carreras como una persona "muy inteligente", así como su elegancia y exquisito trato sin diferencias por escala social; su sensibilidad hacia el sufrimiento de los demás y su enorme generosidad.
El periodista Xavier Bosch ha apuntado que "la de Carreras es una historia de obsesión, pasión y tenacidad", y ha rememorado que en la escuela ya le llamaban 'El Rigoletto', hasta que a los 23 años debutó en el Liceu con el personaje de Fabio de la 'Norma' de Bellini protagonizada por Montserrat Caballé.