Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas se reconoce como el "responsable único" de la consulta del 9N

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha salido a las 11.27 del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) tras declarar como imputado por la organización del 9N. Como a la entrada, Mas ha estado arropado a la salida por más de 2.000 personas, entre ellos miembros del Govern y unos 400 alcaldes. Desde la Generalitat, Mas ha repetido lo mismo que le ha dicho al juez, que él es el "máximo responsable de haber tomado la iniciativa política, de haber ideado e impulsado" el proceso participativo.

Ante los aplausos y gritos de 'Independència', Mas se ha parado antes de salir del tribunal y ha saludado a su Govern y a los concentrados.
El president ha reconocido al declarar como imputado que es el "responsable único" y promotor político de la consulta sobre la independencia del 9 de noviembre de 2014, según han explicado fuentes judiciales.
En un interrogatorio de poco más de una hora, se ha limitado a contestar a las preguntas del magistrado Joan Manuel Abril y se ha negado a responder a la acusación popular --representada por Manos Limpias--, y también a la Fiscalía por su cambio de criterio sobre la querella contra él, contra la exvicepresidenta Joana Ortega y contra la consellera de Enseñanza, Irene Rigau.
Antes de las preguntas del magistrado, Mas ha pedido intervenir: en unos diez minutos se ha reivindicado como responsable de la consulta --que ha defendido como proceso participativo-- y ha explicado que era la iniciativa más importante de la legislatura.
Después, en rueda de prensa en la Generalitat, Mas se ha declarado el “máximo responsable de haber tomado la iniciativa política, haber ideado e impulsado" el proceso participativo y de hacerlo escuchando a la ciudadanía y a la mayoría de alcaldes, y de obedecer a iniciativas del Parlament que instaban a una consulta sobre el futuro político de Catalunya.
Además, ha dicho no entender por qué eso motiva una querella de Fiscalía de Cataluña, que en un principio no era favorable a interponerla pero lo acabó haciendo a instancias de Fiscalía General del Estado.
Mas ha agradecido, "de todo corazón, la acogida" de mucha gente a él y también, hace dos días, a las otras dos imputadas: la consellera Irene Rigau y la exvicepresidenta Joana Ortega.
MDSPGL20151015_0002