Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas busca en ERC el acuerdo para garantizar la celebración de su consulta

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha explicado que buscará acuerdos con ERC y el PSC con la posibilidad de configurar un gobierno de coalición o bien liderado solo por CiU con un apoyo "estable o muy claro" desde fuera, que le permita gestionar el día a día, sin renunciar en ningún caso a una consulta la próxima legislatura. Hoy inicia la ronda de contactos con los partidos, comenzando por ERC, segunda fuerza más votada, que también considera irrenunciable la celebración de una consulta soberanista.

Arropado por el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran,  Mas ha comparecido en rueda de prensa tras analizar con la dirección de CDC y UDC los resultados electorales, que han evidenciado un revés electoral que les ha dejado con 50 escaños, 12 menos que en los anteriores comicios, y con ERC como segunda fuerza en el Parlament con 21 diputados.
Mas no ve posible un gobierno que no pase por CiU, y se ha mostrado dispuesto a negociar dejando claro que hay un programa vencedor, pero ha reclamado "corresponsabilidad" al resto de partidos tras enterrar la política de geometría variable de esta legislatura.
Tras reunirse la dirección de CiU, Mas se pondrá a trabajar en esta línea a partir de este martes, después de haber hablado ya con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, que le llamó para felicitarle, lo mismo que hizo el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, mientras que el primer secretario del PSC, Pere Navarro, le envió un mensaje telefónico.
Después de que Junqueras haya expuesto este lunes sus condiciones para acuerdos con la federación, que incluyen un giro en políticas sociales además de la cuestión nacional, Mas ha emplazado a mantener estas conversaciones fuera del ámbito público pero ha sostenido: "No me parece mal lo que dice Junqueras. Las políticas sociales son tan importantes para ERC como para CiU. Puede haber visiones algo diferentes, pero la realidad es la que es".
Descarta al PP
Al margen de la disponibilidad a hablar con ERC y PSC, Mas y Duran sí han descartado al PP como posible aliado, pero han recalcado que no renunciarán en una eventual negociación a celebrar la consulta durante los próximos cuatro años, tras recordar que es el compromiso de CiU y que hay una mayoría soberanista en el Parlament.
Según Mas, Cataluña necesita un gobierno fuerte y estabilidad parlamentaria, y si no lo tiene "no se podrá gobernar una situación tan compleja como la que hay de austeridad, crisis, con un Gobierno del PP con mayoría absoluta y para liderar un proceso de consulta".
"El panorama que queda es más claro y complicado", ha incidido Mas, quien ha remarcado que ejercerá el liderazgo que los catalanes le han otorgado, aunque de forma parcial, porque otros partidos deben asumir una parte de esta responsabilidad en base a las urnas.
"Esta es la voluntad del pueblo catalán: que estemos al frente del liderazgo del país, pero acompañados; que no lo hagamos solos. Actuaremos en consecuencia", ha avisado Mas, que ha negado que se haya planteado dimitir al preguntársele al respecto, alegando que CiU ha ganado las elecciones claramente superando por más del doble a la segunda fuerza.
Duran defiende a Mas
Duran ha salido en defensa del presidente de la Generalitat, y ha destacado que a Mas no le ha pasado por la cabeza renunciar y que los dirigentes de la federación tampoco se lo hubieran permitido.
El también líder democristiano ha asegurado que asumen un resultado electoral "muy bueno", aunque no era el que esperaban ni deseaban, pero ha resaltado que han ganado en toda Cataluña, a excepción de la comarca del Baix Llobregat (Barcelona), y que las cifras son el resultado de dos años de gobierno en que han debido aplicar recortes "tras siete años de tripartito".