Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas: "Tener un Estado propio para Cataluña no significa una independencia total"

"Esto no es un adiós a España, no se plantea en términos de ruptura", asegura

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este lunes el que el Estado propio que defiende para Cataluña "no significa una independencia total". "Esto no es un adiós a España, no se plantea en términos de ruptura", ha aseverado Mas en una entrevista en TV3, y ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a consensuar con el Govern una solución pactada para lograr que Cataluña sea lo que la mayoría de sus habitantes quieran que sea.
Tras asegurar que hay plena sintonía entre CDC y UDC, Mas ha indicado sobre un eventual referéndum de autodeterminación que pese a que la Constitución prohíba convocarlo sin el aval del Estado, él defiende que "un marco legal aprobado por el Parlament" lo ampare, con el beneplácito de la comunidad internacional.
Con anterioridad, Mas había indicado que desde Cataluña no se puede caer en la trampa de utilizar el "vocabulario de otros", porque el proceso catalán es de por sí ilusionante.
"Quienes utilizan la estrategia del miedo se están retratando", ha indicado Mas, que ha valorado positivamente las declaraciones que sobre la cuestión catalana ha hecho la comisaria de Justicia de la UE, Viviane Reding, quien ha dicho que ninguna ley dice que Cataluña se quedaría fuera de la UE si se independizase.
Al preguntársele sobre las reacciones de mercados y empresarios de los últimos días, y particularmente sobre las tesis del empresario José Manuel Lara, que la semana pasada aseguró que la sede de Planeta dejaría Cataluña si se independiza.
Según Artur Mas, una Cataluña libre es económicamente viable y tiene suficiente margen para poder mantener su actual nivel de prestaciones sociales.