Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas mantiene como objetivo el 9N y evita hablar de elecciones anticipadas

Artur Mas ha asegurado que mantiene como objetivo la celebración de la consulta el 9 de noviembre, y ha evitado hablar de elecciones anticipadas pese a las palabras del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en las que aseguraba que el presidente catalán podría adelantar los comicios si no puede sacar las urnas. El presidente de la Generalitat ha hecho estas declaraciones tras la tradicional ofrenda floral ante el monumento de Casanova, primer acto del día de la Diada, y el concierto de violonchelos. El acto central de la jornada tendrá lugar en Barcelona donde miles de personas se manifestarán formando un 'V' para pedir que se celebre la consulta soberanista.

En declaraciones a los periodistas tras asistir a un concierto de 300 violonchelos para conmemorar la caída de Barcelona en 1714, ha repetido que no hablará de ningún otro escenario que no sea el de votar el 9 de noviembre, pero no ha hecho ninguna alusión a si podría avanzar las elecciones o si pretende agotar la legislatura.
Mas ha reclamado al Gobierno central que abandone el inmovilismo y tome bien el pulso de la sociedad catalana y no vea ninguna provocación en los actos reivindicativos de esta Diada, sino la imagen de un clamor que pide votar sobre el futuro de Cataluña en un plano de "entendimiento y concordia con los pueblos de España y de Europa".
Manifestarse de forma "cívica, pacífica y familiar"
La presidenta del Parlament, Núria de Gispert, ha hecho un llamamiento a los catalanes para que acudan a la manifestación en forma de 'V' convocada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural en la Diada de forma "cívica, pacífica y familiar". Lo ha dicho en declaraciones a los medios tras presidir la ofrenda floral que ha hecho la Mesa del Parlament frente al monumento de Rafael Casanova en el centro de Barcelona.
De Gispert ha pedido trabajar para una Cataluña mejor y, tras celebrar la buena marcha de los actos institucionales de la jornada, ha instado a los catalanes "a dar una imagen al mundo de pueblo en marcha".
Trias, los catalanes "están preparadísimos" para votar
El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha asegurado que ve "preparadísimos e ilusionados" a los ciudadanos catalanes para que puedan votar en la consulta convocada el 9 de noviembre. "La ilusión es lo último que se pierde, espero que el Gobierno central recapacite y nos deje poner las urnas", ha sostenido en declaraciones a los medios tras el acto ante el monumento de Rafael Casanova.
El alcalde también ha confiado en que la movilización de la 'V' por el centro de Barcelona será un éxito y ha llamado a todos los ciudadanos a participar en ella y mantener una actitud de convivencia y paz.
La Diada más reivindicativa
Más de medio millón de personas se ha inscrito para participar en el acto de la 'V' en las calles de Barcelona. Es la tercera Diada consecutiva en la que el independentismo sale con fuerza a las calles, después de que en 2012 organizase una multitudinaria manifestación por Barcelona y en 2013 lograse completar una cadena humana que recorrió Cataluña desde su frontera con Francia hasta la Comunidad Valenciana.
CiU, ERC, ICV-EUiA y la CUP, los cuatro partidos que suscribieron la fecha y la pregunta de la consulta, participarán en la marcha, que ven como un símbolo de la "mayoría social" y de la unidad que hay en Cataluña a favor del 9N.
Además, ERC y la CUP también ven la concentración como el "clamor" que hay en Cataluña a favor de votar al margen del rechazo del Gobierno central, lo que justificaría, a su juicio, la desobediencia civil en caso de que el TC vete la consulta.
Como ya hizo en las movilizaciones de 2012 y 2013, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha expresado su pleno apoyo a la convocatoria, aunque no asistirá porque considera que su papel institucional se lo impide.
Sí acudirán consellers como Francesc Homs, Josep Maria Pelegrí y Ferran Mascarell, además de líderes políticos como el presidente de CiU en el Parlament, Jordi Turull; el presidente de ERC, Oriol Junqueras; el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, y el de la CUP, David Fernández.
11 kilómetros, 7.000 voluntarios
La 'V' --que simboliza 'victoria', 'voluntad' y 'votar'-- tendrá su vértice en la plaza de las Glòries y cubrirá 11 kilómetros, una parte por la Diagonal hasta la plaza Pius XII, y la otra por la Gran Vía hasta la plaza Sarah Bernhardt.
A las 15.00 horas comenzarán las restricciones de tráfico en Barcelona para que a las 16.00 empiece a concentrarse la gente, y la 'V' se formará a las 17.14, en alusión a la fecha en la cayó Barcelona en la Guerra de Sucesión.
El inicio de la 'V' lo marcará un joven depositando un voto en una urna simbólica, un joven que cumplirá 16 años el 9 de noviembre, la edad mínima que la ley de consultas no refrendarias fijará para poder votar.
La dificultad de la 'V', que se ha dividido en 73 tramos para facilitar la organización, radica en que los asistentes deberán ir vestidos de amarillo o de rojo y colocarse de forma en la que se visualice un mosaico de una gran 'senyera'.
Un total de 54 'colles' levantarán 'castells' y 7.000 voluntarios velarán por la organización del acto, por el que la ANC y Òmnium prevén que se desplacen a Barcelona 100.000 vehículos privados y 1.500 autocares.
MDSPGL20140911_0008