Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Artur Mas: "La actuación del Tribunal de Cuentas es insólita e impresentable"

El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha dicho este miércoles que la investigación abierta por el Tribunal de Cuentas sobre su responsabilidad en la consulta soberanista del 9N es "insólita e impresentable".
En declaraciones a los medios, Mas ha dicho que el propósito es "una vez mas dar miedo y asustar a la gente", y ha preguntado cómo alguien en España puede ser juzgado dos veces por lo mismo.
"La gente que hicimos el 9N ya fuimos juzgados por la vía penal y se nos ha condenado, pero no se nos condenó por el delito de malversación de fondos públicos, ha dicho Mas.
Ha lamentado que el Tribunal de Cuentas quiere juzgarle por otra cosa: "Esto no es presentable desde el punto de vista de un Estado de Derecho, y demuestra que es un Estado de no Derecho", y ha dicho que una cosa que ha sido juzgada no se puede juzgar otra vez.
Mas ha asegurado que hay una "campaña de sinrazones", y que no tiene el dinero para responder ante 5 millones de euros que el tribunal puede llegar a pedir.
El Tribunal de Cuentas ha decidido activar el nombramiento de un instructor para que practique diligencias y proceda a la apertura de una investigación para dilucidar responsabilidades por la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014 y, en su caso, reclamar a Mas y varios de sus exconsellers --Irene Rigau, Joana Ortega y Francesc Homs-- el dinero público que se gastó en aquella consulta, que podría superar los cinco millones de euros.
Mas ha asegurado que un derecho elemental es votar y que, sin embargo, la especialidad del Gobierno es difundir miedo para que la gente se eche atrás, y ha citado la situación en Venezuela, donde "mucha gente quiere votar, el Gobierno no quería, y la gente ha votado".
"Tengo la sensación de que al presidente Rajoy se le está poniendo cara de presidente Maduro", ha añadido.