Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un miembro de la cúpula de Arte y Naturaleza se desvincula de la estafa y dice que recurrirá su condena al Supremo

Expone que antes de que entrara en concurso, él abandonó la sociedad que estafó más de 400 millones de euros
Francisco Miguel Cano, uno de los directivos de Arte y Naturaleza condenado a siete años de prisión junto con otros siete acusados por poner en marcha una estafa piramidal con la que se estafaron más de 400 millones de euros a cerca de 20.000 inversores, ha anunciado este miércoles que recurrirá la sentencia puesto que "nunca" tuvo contacto con los productos financieros de la sociedad.
Así lo expone en un comunicado recogido por Europa Press en el cual afirma que trabajó como director artístico de la empresa desde 1999 y hasta 2006 y meses más tarde la sociedad entró en concurso de acreedores y fue denunciada por estafa piramidal. También ha expuesto que su trabajo se limitaba a realizar ediciones de obras gráficas con los mejores artistas españoles y americanos.
Por ello ha dicho que nunca tuvo contacto con los productos financieros de la empresa ni clientes inversores y que nunca se sobrevaloraron las obras realizadas. "Nadie puede probar lo contrario", ha recalcado en respuesta a la sentencia de la Audiencia Nacional conocida este martes y que condena a 69 años de cárcel a toda la ex cúpula de la sociedad excepto a Guillermo García del Toro, su fundador, fallecido en noviembre.
Cano adelanta que interpondrá un recurso de casación ante el Tribunal Supremo y que continuará peleando en un proceso judicial que se prolonga más de una década para que "la verdad y la justicia" salgan a la luz. Del proceso ha dicho que se enmarca en el ámbito profesional privado y que no ha asesorado a ningún partido político "como falsamente se ha difundido".
ESTAFA AL ESTILO 'AFINSA'
La sentencia de la Sección Tercera de la Sala de Lo Penal explica que el fallecido Del Toro, trabajó en Afinsa y decidió montar por su cuenta un negocio "exactamente igual pero más ambicioso" dirigiendo la apariencia de inversión al arte. Reprodujo, punto por punto, el sistema de funcionamiento piramidal aprendido en la empresa filatélica y creó un negocio de apariencia lucrativa a través del cual se adquirían obras de calidad de artistas consagrados.
Raul García López, mano derecha de Del Toro, ha sido el principal condenado con una pena de 13 años y 5 meses de prisión por delitos de estafa de especial gravedad, insolvencia punible, y delito societario continuado por falsedad contable. Sobre otros seis responsables de la sociedad --entre ellos Cano--recaen penas de entre siete y 11 años de cárcel, mientras que el auditor de la misma es condenado como cómplice a 4 años de cárcel.
Los siete condenados como autores de la estafa deberán, solidariamente, indemnizar a los 19.360 perjudicados en los 434 millones de euros estafados, minorados en el valor de la obra a cada uno de ellos adjudicada en el caso de que opten por quedarse con la misma.