Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las defensas de los acusados piden la suspensión del juicio del caso Fitur

Las defensas de los acusados en la pieza 3 del caso Gürtel, relativa a supuestas irregularidades en contrataciones de la feria Fitur entre los años 2005 y 2009, han alegado en el primer día de juicio, dedicado a cuestiones previas, vulneración de derechos fundamentales y han solicitado la suspensión de la vista.

Este martes ha arrancado en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) el juicio por la pieza 3 del caso Gúrtel, en la que hay 13 personas acusadas, entre ellas, dos exconselleras del equipo de gobierno de Francisco Camps: Milagrosa Martínez y Angélica Such.
El juicio ha comenzado con cuestiones previas, y las defensas de los acusados han insistido en solicitar la suspensión y retroacción de las actuaciones.
En concreto, el letrado del acusado Francisco Correa, considerado principal cabecilla de la trama, ha asegurado que en el momento en el que se elaboraron los escritos de defensa, los letrados no disponían de toda la prueba que obra en la causa --documentos y prueba pericial--.
Esta actuación afecta directamente, según ha mantenido, a la vulneración de los derechos fundamentales. Por este motivo, ha solicitado la suspensión del juicio para conseguir que se celebre en el tiempo una vista "con todas las garantías".
También se ha referido a nulidad de escuchas y a detenciones irregulares por exceder el plazo legalmente previsto --más de 72 horas--. Por su parte, el ministerio fiscal, en su turno, ha solicitado una nueva declaración testifical, la del extrabajador de Orange Market Juan Carlos Rincón, cuya intervención tuvo relevancia en la feria de turismo de la Comunitat, según ha expuesto. Así mismo, ha pedido que se mantengan otras testificales, entre ellas, la del exconcejal del PP de Majadahonda José Luis Peñas.
Los acusados han ido llegado al Palacio de Justicia con un semblante y una actitud "tranquila" que ha mudado a seria al sentarse en el banquillo. Los más madrugadores han sido el que es considerado como número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo, y Álvaro Pérez, conocido como 'El Bigotes'. Ambos han llegado juntos y a pie, alrededor de las 8.00 horas, y como al resto de los acusados, les esperaba una nube de periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos.
De los dos, Crespo se ha parado a atender a los medios para asegurar que es un empresario "normal y corriente", que viene a "buscar justicia" y que no conoce a nadie del Consell del expresidente Francisco Camps.
Pocos minutos antes de las 9.00 horas ha hecho su entrada, también andando, la actual alcaldesa de Novelda (Alicante) y exconsellera de Turismo, Milagrosa Martínez, quien ha afirmado que se siente "tranquila" y que "confía en la Justicia".
A las 9.05 horas, en taxi, ha llegado el considerado cabecilla de la trama, Francisco Correa, quien considera "una barbaridad" la condena que solicita el fiscal, diez años de prisión y 23 de inhabilitación para cargo público. Como el resto, ha asegurado que llegaba "tranquilo".
Finalmente y por separado, han accedido a la sede judicial la exconsellera de Turismo Angélica Such y el exjefe de gabinete de la Conselleria Rafael Betoret, quien también ha afirmado que se sentía "tranquilo". La exconsellera no ha querido realizar ninguna declaración a los medios.