Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arranca la declaración del exalcalde Guillermo Ortega, que se niega a contestar a Anticorrupción

Protesta por la velocidad con la que el Ministerio Público formula sus preguntas
La declaración del exalcalde de Majadahonda (Madrid) Guillermo Ortega ante el tribunal que le juzga junto a otros 36 acusados por su implicación en la primera época de actividades de la trama Gürtel (1999-2005) ha comenzado este lunes, a pesar de que se ha negado a contestar a la Fiscalía. Será este martes cuando comenzará a defenderse de la supuesta apropiación de fondos públicos por la que el Ministerio Público solicita 50 años de cárcel.
Al inicio de su intervención, el exalcalde de Majadahonda ha señalado que únicamente contestará a su abogado, César Cánora. Aún así, tanto la Fiscalía como los abogados defensores del considerado 'cerebro' financiero de la trama, Luis de Miguel; el extesorero del PP Luis Bárcenas; la exmujer de Correa y jefa del gabinete de comunicación de Majadahonda, Carmen Rodríguez Quijano, y la administradora de Easy Concept --empresa del entramado societario de la red corrupta--, Isabel Jordán, han consignado su batería de preguntas.
Tras decir que no contestaría a las preguntas de la representante del Ministerio Público Concepción Sabadell, Ortega se ha quejado por la rapidez en que ésta formulaba las cuestiones que tenía previsto hacerle para que constaran en acta. El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, le ha contestado que no puede permitir que la fiscal vaya más despacio, pero que pondría la grabación de la vista a disposición de su defensa para que las pudiera escuchar a otro ritmo.
La Fiscalía le acusa de apoderarse de fondos públicos de Majadahonda en connivencia con Francisco Correa quien, a través de sus empresas, emitió facturas falsas por servicios municipales adjudicados irregularmente. Por ello, Anticorrupción pide 50 años y cuatro meses de prisión por los delitos de asociación ilícita, cohecho continuado en concurso con falsedad documental, fraude continuado a las Administraciones Públicas, malversación continuada, falsedad continuada, contra la Hacienda pública, y blanqueo de capitales.
CUENTAS PARA ACTOS DEL PP Y GASTOS PERSONALES
El escrito de acusación del Ministerio Público, Ortega era uno de los gestores de las cuentas denominadas "Gabinete Majadahonda" o "Majadahonda" -- que servía para sufragar actos del PP y de comunicación y publicidad-- y "Extracto servicios Willy" --correspondiente a la cuenta personal del exalcalde para el pago de servicios prestados a su favor--.
Dicho escrito señala que Ortega a través de Special Events, una de las empresas de Correa, se apropió de más de 28.500 euros del ayuntamiento que dirigía para pagar unos relojes que adquirió.
Además, el Ministerio Público apunta que Ortega era el propietario de Sundry Advice con la que supuestamente encubrió los fondos percibidos ilegalmente y que no declaró a la Hacienda Pública. "Se sufragaron gastos personales de Guillermo Ortega (como prendas de vestir o relojes), diversas adquisiciones de bienes inmuebles y vehículos y otras inversiones", explica el escrito de las fiscales Concepción Nicolás y Concepción Sabadell.
Uno de los inmuebles fue adquirido por la exmujer de Correa Carmen Rodríguez Quijano por el valor de 385.000 euros. Según la Fiscalía, tanto el empresario como su expareja conocían la verdadera identidad de su titular y del origen de los fondos con los que se había adquirido. Además, Sundry aportó 150.000 euros para la promoción de 16 viviendas de lujo en la urbanización Monte del Pilar de Majadahonda.
ORTEGA, UNA "MARIONETA" A LA QUE LE "CORTARON LA MANO"
Los exconcejales de Majadahonda y delatores de la trama Gürtel, José Luis Peñas y Juan José Moreno, hicieron referencia en sus declaraciones que Ortega fue colocado en la alcaldía como una "marioneta" y que el exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, les explicó en una reunión que al entonces alcalde "le cortaron la mano" porque se había quedado con el dinero que los ayuntamientos debían acercar hasta 'Génova' --sede del PP madrileño y nacional-- relacionados con los contratos municipales.
Con la declaración de Ortega concluye el apartado relacionado con las actividades irregulares en la localidad madrileña de Majadahonda. Según anunció Hurtado, el tribunal tiene intención de terminar con esta pieza antes de suspender el juicio por la Navidad.