Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arias Cañete cree que se podría seguir usando carbón si se neutralizan las emisiones y apela a la tecnología

El comisario europeo de Energía y Cambio Climático, Miguel Arias Cañete, ha considerado este lunes que se podría seguir usando el carbón como fuente de energía si se consiguen neutralizar totalmente las emisiones de CO2 y ha sentenciado a este respecto que el futuro de un sector depende del futuro de la tecnología. "Se podría seguir usando si se neutralizan las emisiones", ha precisado.
Arias Cañete, que ha pronunciado este lunes una conferencia en Valladolid sobre 'El coste de la energía en las labores agrícolas' en el marco de las VII Jornadas Cooperativismo Agrario, ha reconocido que se trata de un asunto complicado ya que Acuerdo del Clima de París tiene como principal objetivo "emisiones cero" a finalizar este siglo, un reto que afecta a todos los sectores, incluido el del carbón.
El comisario europeo ha aclarado también que cuando se habla de descarbonización de la economía se trata en cualquier caso de una estrategia "a lo largo del tiempo" que no sucederá "ni mañana ni pasado" al mismo tiempo que ha apelado a la competencia de los estados miembros que pueden hacer "lo que quieran" en la definición de su mix energético en ese objetivo "claro" del "ambicioso" reto de reducción de emisiones de dióxido de carbono fijado en París y suscrito por 175 países para frenar el actual calentamiento global.
Miguel Arias Cañete ha significado también los avances que se están produciendo en la tecnología de captura y de secuestro de dióxido de carbono para añadir que lo que hay que decidir también es dónde se inyecta ese CO2 capturado.
El comisario europeo ha advertido también de que la transición hacia las energías limpias no va a parar porque es "irreversible" y se tienden a dejar las fuentes de energía fósiles. En respuesta a una pregunta de uno de los asistentes, ha explicado que la UE trabaja también en la proyección del uso de gas natural licuado, "el combustible fósil más limpio", y que se puede aprovechar mejor como fuente de aprovisionamiento energético y no sólo el proveniente de gaseoducto.
POSIBILIDADES DEL TTIP
Por otro lado y preguntado por el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), ha explicado que se trabaja en estos momentos en un capítulo de energía en materia de fragmentación hidráulica que aún no está cerrado ni decidido pero que, de salir adelante, permitiría acceder a esa técnica en las mismas condiciones que los americanos, algo que "sería positivo" para Europa.
Arias Cañete ha se ha fijado como reto también conseguir un mercado de energía único en Europa y que funcione para hacer frente a situaciones como la de España, a la que se ha referido como una "isla energética" sin interconexiones que favorecerían un mercado de precios y esos precios más bajos.
"Hay que preparar el mercado para competir con el exterior", ha reivindicado el comisario europeo en ese objetivo de garantizar el suministro energético, crear redes de gas y de trabajar por tarifas más baratas para todos los sectores, donde, a nivel de mercado interior, se debe tender, según sus palabras, al desarrollo de las energías renovables y a una mayor eficiencia energética en aspectos como el bombeo en los riegos.
Del mismo modo, ha asegurado desconocer si el actual Gobierno en funciones va a eliminar el denominado impuesto al sol y, como comisario europeo, ha abogado por regular la autogeneración y el autoconsumo con pautas homogéneas para todo el mundo.
Desde la máxima "prudencia" y respecto a la soberanía de cada estado miembro en política tarifaria, ha considerado también que en la factura hay muchos conceptos ajenos a la producción de energía y ha apostado por reflejar el coste de la producción y eliminar impuestos que se tendrían que incluir en los presupuestos generales del estado "y no en la tarifa".
A lo largo de su alocución, el comisario europeo ha reivindicado la necesidad de poner en la agenda de todos los países el elemento del cambio climático ya que va a modificar el modelo económico y social del mundo "y más pronto de lo que el ciudadano cree" y ha hecho especial hincapié en introducir este asunto en el debate agrario a través de "compromisos razonables" para el sector y apoyo para que los agricultores y los ganaderos sean un "agente activo" en esa lucha contra el cambio climático.
Miguel Arias Cañete ha apostado en todo momento por la definición de políticas de estado y de generación en generación --ha rechazado las cortoplacistas pensadas para las próximas elecciones-- ante la "gran ocasión" que representa, a su juicio, el Acuerdo del Clima de París para luchar contra el cambio climático que, según ha advertido, "es una realidad".
"Si no hacemos nada el destrozo a nuestro planeta será importante", ha sentenciado el comisario europeo que ha apelado a estudios que sitúan el calentamiento global del planeta entre 4 y 5 grados más de no cumplirse "a rajatabla" los compromisos asumidos en París lo que derivaría en un escenario de temperaturas medias en verano de entre 44 y 45 grados con los consiguientes riesgos de catástrofes, desertización de terrenos o cambio de ritmo del crecimiento vegetativo de las plantas.