Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Arenas pide centrar el Congreso del PP en "lo que importa a los españoles" y no sólo en "el modelo organizativo"

Avisa de que es el Congreso nacional "más trascendente" desde el de 1990 en Sevilla
El vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos del PP, Javier Arenas, ha manifestado este sábado que en un escenario en el que el PSOE navega "sin rumbo", el PP debe dedicar especialmente su nuevo congreso nacional a "lo que de verdad importa a los españoles" y no sólo al "modelo organizativo" y los "nombres y apellidos".
Durante su intervención en la IV Escuela de Otoño del PP de Sevilla, celebrada en Carmona, Javier Arenas ha señalado que el congreso nacional hacia el que camina ahora el PP es el "más importante y trascendente" cónclave de la organización, desde el congreso celebrado en 1990 en Sevilla, con el ascenso de José María Aznar al liderazgo. El congreso nacional que afronta ahora el PP, según Arenas, es "el congreso del PP del siglo XXI".
Al respecto, ha avisado de que más allá del "modelo organizativo, los nombres y los apellidos", el congreso debe girar en torno a "los debates que le importan a los españoles". En un escenario político en el que el PSOE "está sin rumbo", Arenas ha llamado a los populares a "superar los debates internos desde la cohesión" y a "ocuparse de lo que de verdad importa a los españoles".
Al respecto, ha apostado por un PP "más participativo con más derechos para los militantes y donde los cargos públicos rindan cuenta a la militancia todos los días", pero ha hecho especial énfasis en "recuperar el gran concepto del PP" como partido de cara la sociedad.
Arenas, en ese sentido, ha definido al PP como "el partido de la libertad", pero ha llamado a no dejar "que la libertad esté a veces en manos de los liberticidas", abogando por entender al PP como "el partido de las personas débiles", pues "a través del empleo se garantiza la educación y la sanidad pública y las pensiones", el partido "de la igualdad real entre hombres y mujeres" y el partido "de las oportunidades".
Así, ha opinado que si el "reto" del congreso nacional celebrado por el PP en 1990 fue que el partido fuese identificado con "el centro" político, en esta ocasión el objetivo es convertir al PP en el partido "de las oportunidades".