Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Archivada provisionalmente la querella contra varios políticos y técnicos municipales por el caso Aguas de Alcázar

El Juzgado número 2 de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) ha archivado provisionalmente la querella por malversación de fondos públicos, delito societario y sobrefacturación en Aguas de Alcázar que recaía sobre políticos como el anterior alcalde y presidente de la entidad, José Fernando Sánchez Bódalo, Ana Belén Tejado y Benito Montiel, que además era el gerente de esta empresa, así como sobre algunos técnicos municipales.
El titular de este juzgado decreta el "sobreseimiento provisional de la causa" respecto a las personas que fueron imputadas, al considerar que "no hay acciones constitutivas de delito" una vez hecha la investigación, en la que ha estado inmerso desde el año 2012 en el que el Gobierno Municipal, constituido entonces por el Partido Popular y Ciudadanos por Alcázar, presentó la denuncia contra sus predecesores en el cargo.
El juez establece la posibilidad de que se interponga recurso de reforma o de apelación en los plazos establecidos.