Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Anticorrupción también recusa a López y Espejel en la causa por las contrataciones de la visita del Papa en 2006

La Fiscalía Anticorrupción también ha recusado la designación de los magistrados Enrique López y Concepción Espejel para juzgar la pieza del 'caso Gürtel' relativa a las contrataciones por la visita del Papa a Valencia en julio de 2006 para el V Encuentro Mundial de las Familias.
Se une así a los escritos presentados por la Generalitat Valenciana y el Partido socialista valenciano (PSPV), personadas como acusación en este asunto, y que consideran que estos jueces presentan una "falta de imparcialidad" para analizar el comportamiento del PP, algunos de cuyos cargos, como el expresidente de las Corts Valencianes y exvicepresidente del Consell, Juan Cotino, serán juzgados en este caso.
El Ministerio Público también apoyó los incidentes presentados contra estos magistrados en otras piezas del caso, y que supusieron que quedaran apartados de los juicios por la primera etapa de la trama, la presunta 'caja B' del PP y la abierta por las adjudicaciones concedidas que el Ayuntamiento de Jerez (Cádiz) a la red en el marco de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de 2004.
Pese a que no ha dado a conocer su escrito, fuentes fiscales señalan que en este asunto se encuentran los mismos motivos de recusación ya apuntados en escritos posteriores, dado que existen dudas sobre la imparcialidad de ambos magistrados por su "relación con el Partido Popular".
Para la Generalitat valenciana, la "falta de imparcialidad" para analizar el comportamiento del PP, ya manifestada en otras piezas del proceso, "contamina igualmente" esta pieza en la que se analizan las relaciones que altos cargos 'populares' mantenían con el Grupo Correa.
Por su parte, el PSPV advierte que la no apreciación de falta de imparcialidad de ambos magistrados "conlleva el riesgo de decisiones y criterios dispares", de manera que esa relación "sea analizada en unos casos por magistrados aparentemente contaminados y en otros casos por magistrados objetivamente imparciales" cuando no debería existir "sombra de duda sobre la parcialidad en ninguna de las piezas del procedimiento", de modo que toda la causa "aparezca juzgada bajo un examen neutral".