Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel María Villar, de la presidencia del fútbol nacional a los calabozos

Ángel María Villar ha estado al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) casi 30 años. Un mandato sin demasiados rivales, ni votos en contra a su presidencia casi vitalicia. Sin embargo, este martes tras una larga jornada de registros el 'mandamás' del fútbol vio cómo registraban sus oficinas y su casa. Después Villar y su hijo Gorka fueron trasladados a los calabozos de la comandancia de Las Rozas en la Operación Soule.  Ahora el eterno presidente espera para declarar ante el Juez Santiago Pedraz y pueda explicar si se lucró usando partidos amistosos de la Selección y la empresa de Gorka. Hay otros dos detenidos, sospechosos de su implicación en estas tramas: El vicepresidente económico de la Federación Española de Fútbol Juan Padrón, y el secretario general de la Federación Tinerfeña , Ramón Hernández Bassou.