Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Andrés dice que el coste "tan elevado" de las medidas de seguridad impuestas a Garoña "hacen inviable su reapertura"

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, ha afirmado que las exigencias de seguridad impuestas por el Ministerio de Industria a la central nuclear de Garoña "tienen un coste tan elevado que hacen inviable su reapertura".
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, De Andrés se ha referido a la decisión que se espera del Ministerio de Industria en relación a la reapertura o no de la central nuclear de Garoña.
Según ha destacado, hasta ahora, el Gobierno "ha establecido una serie de exigencias a la empresa titular de la sociedad adicionales a la seguridad, hasta el punto de que parece que ha hecho inviable la viabilidad económica de la explotación de Garoña".
En su opinión, "hoy en día, después del parón que ha tenido Garoña, precisamente porque no obtuvo una prórroga porque se estaban exigiendo una serie de medidas adicionales, puede hacer que la empresa decida no reabrir Garoña".
De Andrés ha recordado que la última prórroga a Garoña "se la dio el Gobierno socialista de Zapatero, sin exigencias de seguridad adicionales, y, ahora, en la situación en la que estamos lo que se hace es establecer unas medidas de seguridad que tienen un coste tan elevado que hacen inviable su reapertura, según lo dicen incluso los propios propietarios de la empresa".
En este sentido, ha asegurado que "va a primar la seguridad por encima de lo económico". "Los criterios de seguridad son los que van a prevalecer sobre cualquier otro", ha insistido.
AEROPUERTOS
Preguntado sobre la necesidad de ampliación de los aeropuertos vascos, ha señalado que "el que se encuentra, en este momento, en un nivel de uso muy alto es particularmente Loiu", aunque "ni siquiera ha llegado al límite que estaba previsto inicialmente".
El delegado del Gobierno en Euskadi ha destacado que "se están haciendo obras dentro de Loiu para dejar más espacio libre dentro de la terminal y utilizar otros edificios anexos para oficinas y otro tipo de servicios, con lo cual se está trabajado en ese sentido".
Tras señalar que "lo importante es que se pueda dar satisfacción a todos los usuarios", ha esperado que el aeropuerto de Loiu "siga teniendo este crecimiento, que, obviamente tendrá que acompasarse a las obras que sean precisas para que eso pueda ser posible y en eso estaremos".
En ese sentido, ha recordado que "hay un plan que establece de forma quinquenal las obras que se tienen que hacer en los aeropuertos y contempla obras muy importantes en los aeropuertos vascos, y, consecuentemente, también en el aeropuerto de Loiu, que es el que está teniendo un crecimiento más significativo en los últimos años".
En cuanto a Foronda, cree que está teniendo "protagonismo" y ha dicho que le gustaría que "tuviera más". En este momento, ha destacado, el Aeropuerto de Foronda "está teniendo unos crecimientos muy altos en carga, está creciendo también en pasaje, y eso es una buena noticia para todos, porque mantiene con mucha firmeza y fortaleza su cuarta posición en carga en el conjunto de España".