Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Andorra advierte de que sólo colaborará si imputan por corrupción a Pujol Ferrusola

Jordi Pujol Ferrusola junto a sus padres, Jordi Pujol y Marta FerrusolaInformativos Telecinco

La juez de Andorra que tramita la petición de información solicitada por el magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sobre las actividades de Jordi Pujol Ferrusola, hijo del expresidente de la Generalitat de Cataluña, ha advertido de que sólo colaborará con la justicia española si el delito de blanqueo de capitales que se le atribuye va asociado a otros de corrupción, informaron fuentes jurídicas.

Así consta en un auto dictado por la magistrada el pasado 28 de agosto en el que la juez admite a trámite la comisión rogatoria que Ruz cursó el pasado 29 de julio para solicitar los datos bancarios de Pujol Ferrusola y su exesposa, Mercè Gironès, aunque recuerda los límites que incluye la jurisdicción andorrana sobre este tipo de peticiones de información.
Al igual que Suiza, Andorra sólo facilita información en causas en la que se investigan delitos de blanqueo de capitales vinculados a otros de corrupción como cohecho o tráfico de influencias pero no si únicamente se persigue esta actividad asociada al fraude fiscal, como ocurre en el caso de Pujol Ferrusola.
En el auto, que será trasladado a las partes una vez que sea traducido, la juez andorrana da un mes a la Banca Privada de Andorra para que facilite la información bancaria solicitada por Ruz y suspende durante este mismo plazo la ejecución de la comisión rogatoria para que las partes realicen las alegaciones que estimen oportunas y soliciten la práctica de pruebas en virtud del ejercicio de defensa.
Ruz, que atribuye indiciariamente al matrimonio un delito de blanqueo de capitales y otro contra la Hacienda Pública, interrogará a ambos el próximo 15 de septiembre en el marco de la causa en la que investiga los pagos superiores a 200.000 euros que sus empresas habrían recibido de sociedades que habrían sido adjudicatarias de contratos públicos en Cataluña.