Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas, dispuesto a disculparse con todo aquél que se sienta ofendido

Imagen de archivo del presidente de la Generalitat, Artur MasEFE

Criticó el acento de niños gallegos y andaluces

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, está dispuesto a pedir disculpas a todo aquél que se sienta ofendido por sus consideraciones sobre el castellano de los escolares andaluces y gallegos y lamenta que se le haya malinterpretado.
"Es una pena que las legítimas reivindicaciones de Cataluña y los llamamientos a un entendimiento basado en la justicia tengan mucho menos eco que una afirmación desenfadada que no tenía ninguna voluntad de ofender a nadie", ha explicado Mas en un comunicado.
Durante su réplica a Albert Rivera (C's) este jueves en la segunda jornada del Debate de Política General, Mas dijo que los escolares catalanes "sacan las mismas notas de castellano que los niños y niñas de Salamanca, de Valladolid, de Burgos y de Soria".
Y añadió: "Y no le hablo ya de Sevilla, de Málaga, de Coruña, etcétera. Porque allí hablan el castellano, efectivamente, pero a veces a algunos no se les entiende".
Se ha mostrado sorprendido por el impacto de sus declaraciones, de las que ha dicho que "sólo eran un apunte y nada más", por lo que no tiene inconveniente de pedir perdón a las personas que se hayan sentido ofendidas.
Ha recordado que su objetivo era destacar que los escolares de Catalunya obtienen las mismas calificaciones académicas de lengua castellana que los alumnos de otras comunidades: "Es aquí donde se debe centrar el debate, si es que hay voluntad de hablar de los problemas de fondo y no hacer categoría de las anécdotas".
Asimismo, ha lamentado que las reivindicaciones catalanas tengan un eco escaso en la política española, pero en cambio "sí se ha encontrado tiempo para magnificar y sacar de contexto de forma desproporcionada lo que no era más que un comentario inocuo e inocente".