Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella asegura que las facturas por las clases de golf "no se corresponden con la realidad"

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha sido tajante asegurando que las facturas por las clases de golf "no se corresponden con la realidad" y que se ha decidido por parte de su familiar abonar la totalidad de las sesiones facturadas por Club de Campo con independencia de la investigación anunciada y a pesar de que las facturas fueran presentadas por "alguien" que "utilizó" el nombre de su familia.

"Hemos decidido pagar el importe total de esas facturas porque hubo un desembolso en el Club de Campo por alguien que utilizó nuestro nombre y por eso hemos compensado (a la empresa mixta), con independencia de la investigación que se abra", ha señalado este jueves la primera edil en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.
'El Mundo' informó ayer de que la entidad municipal habría pagado 203 clases de golf en 2001 de las 285,5 facturadas. Club de Campo aclaró en un comunicado que esas horas no se corresponden con la agenda de los Aznar-Botella, idea en la que ha insistido la alcaldesa, que ha puntualizado que su familia aceptó las clases "como un detalle" pero que el número facturado "nunca se correspondió con la realidad". "Las facturas no se corresponden con la realidad", ha asegurado.