Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Pastor contacta con los portavoces para anunciar este martes la fecha del debate de la moción de censura

Unidos Podemos reclama que se celebre cuanto antes y sospecha que la fecha se elegirá por criterios "políticos" y no "reglamentarios"
La presidenta del Congreso, la 'popular' Ana Pastor, ha contactado con los grupos parlamentarios para anunciar este mismo martes la fecha del debate de la moción de censura presentada por Unidos Podemos contra el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.
Así lo ha avanzado a los periodistas a la salida de la reunión de la Mesa de la Cámara, que ha admitido a trámite la moción registrada por los de Pablo Iglesias tras comprobar que cumplía los requisitos que establecen la Constitución y el Reglamento del Congreso.
Pastor ha indicado que antes de hacer pública la fecha en la que tendrá lugar la discusión de esa moción, quiere hablar con los grupos parlamentarios para comunicarles que el escrito de Unidos Podemos ya ha sido calificado y, posteriormente, el día o días en que convocará ese debate.
La vicepresidenta cuarta del Congreso, Gloria Elizo, de Podemos, ha pedido a Pastor que ese debate se convoque cuanto antes porque, a su juicio, el Reglamento "es claro" en este punto, al establecer que la moción no se debatirá antes de los cinco días siguientes a su calificación por parte de la Mesa.
Sin embargo, ha lamentado que, una vez más, se decida sobre las iniciativas de la oposición con criterios "políticos" y no "reglamentarios" y ha dado por hecho que la moción no se debatirá hasta que finalice el debate en Pleno de los Presupuestos Generales del Estado, previsto para la próxima semana.
SE BARAJA EL 13 Y 14 DE JUNIO
Elizo asume que el debate no será antes del 31 de mayo, pero se queja de que se vayan a votar los Presupuestos "mientras ronda sobre la cabeza del Gobierno una moción de censura". "No podemos estar así", denuncia.
El Congreso tiene reservadas las dos próximas semanas para el debate de los Presupuestos Generales, primero en la Comisión de Presupuestos (22-24 de mayo) y después en el Pleno (29-31 de mayo). Cabría la posibilidad de que el debate de la moción se situara 1 y 2 de junio, pero la mayoría de grupos lo consideran precipitado y apuntan a más adelante.
Según el calendario de sesiones plenarias aprobado por la Mesa del Congreso, la primera semana de junio, esto es, la que va del 5 al 9, no está previsto ningún Pleno, y, aunque no hay obstáculo para habilitar esos días, se interpreta que la presidenta del Congreso hará valer ese calendario de sesiones pactado hace meses. De ahí que se barajen los días 13 y 14 de junio como las fechas más probables.
DOS DÍAS PARA CANDIDATOS ALTERNATIVOS
Tras la calificación de la moción por parte de la Mesa del Congreso, se ha abierto un plazo de dos días, esto es, hasta el jueves, para que los grupos parlamentarios puedan presentar alguna alternativa con otro candidato y otro programa.
De haber mociones alternativas, todas se debatirían conjuntamente, pero no parece probable puesto que el PSOE, el otro gran grupo que tiene diputados suficientes para promover una moción de censura, ya ha avisado de que no tiene intención de hacerlo ahora. Este lunes, Unidos Podemos llegó a ofrecer a los socialistas retirar su iniciativa si éstos promueven otra moción contra Rajoy.
Si hubiera más de una moción de censura, se votarían según el orden del presentación, pero en todo caso, sólo saldrá adelante la primera que reúna la mayoría absoluta, lo que exige el apoyo de 176 diputados.
A priori, la moción de censura encabezada por Pablo Iglesias sólo cuenta con un respaldo de la quinta parte de la Cámara y aún está a más de cien escaños de la mayoría absoluta que se requiere para desbancar a Mariano Rajoy.
Ello supone, indefectiblemente, que el grupo confederal no sólo debe sumar al PSOE, que tiene 84 diputados, sino también a buena parte de las minorías, fundamentalmente los independe ntistas de Esquerra (9 diputados), la antigua Convergència (8 votos) y Bildu (dos diputados). Tanto el PNV como Ciudadanos, por su parte, tienen firmados sendos acuerdos para aprobar los Presupuestos Generales que serían imposibles con el cambio de Gobierno.