Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana Pastor confiesa que en el Congreso se encuentra en la etapa "más intensa" de su vida pública

La presidenta del Congreso de los Diputados, la 'popular' Ana Pastor, ha confesado este miércoles que se encuentra viviendo la etapa "más intensa" de su vida pública pese a que sólo lleva cinco meses ejerciendo como tercera autoridad del Estado.
Así lo ha revelado durante la copa de Navidad que ha ofrecido al término del Pleno de la Cámara, el último del presente año, a los diputados y personal de la casa, al que ha querido agradecer su trabajo y su generosidad en una tarea que, según ha dicho, "no es fácil".
NUNCA PENSÓ QUE LLEGARÍA A SER PRESIDENTA
En su breve alocución, Pastor ha comentado que cuando llegó como diputada de provincias (en concreto de Pontevedra) al Palacio de la Carrera de San Jerónimo "nunca" pensó que llegaría a ser presidenta del Congreso, cargo que ocupa desde el pasado 19 de julio.
Durante todo este tiempo, según ha señalado, ha aprendido "casi todo" y de "todos" pero, singularmente, ha dicho que de los funcionarios ha aprendido el arte de la "prudencia" y del "equilibrio".
Por todo ello, Pastor ha subrayado que está "muy agradecida" porque, "sin ninguna duda", está viviendo la etapa "más intensa" de su larga trayectoria política, desarrollando una labor que, según ha comentado con sorna, requiere "un poquito de paciencia" y también de "generosidad".
A "CARGAR LAS PILAS"
La exministra ha querido compartir el acto con el socialista Patxi López, que presidió la Cámara durante la primera mitad del año. El exlehendakari ha emplazado a los diputados presentes en el Salón de Pasos Perdidos, donde ha tenido lugar el evento, a que hagan "un poco de caso" a la presidenta cuando pida "silencio".
"No sabéis cuánto se aprecia (el silencio) para poder escuchar al orador", ha bromeado López, quien se ha despedido felicitando las fiestas y llamando a todos a "cargar las pilas" porque el próximo año, según augura, será "intenso".