Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos detenidos por enviar a la sede del PP una amenaza de bomba en nombre de Alá

Sede nacional del Partido Popular en la calle Génova de MadridEFE

Agentes de la Policía Nacional han detenido este lunes a dos personas acusadas de haber hecho llegar una carta con amenazas de bomba a la sede central del PP contra el partido, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidente del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. Según han informado fuentes de la investigación, drigían sus amenazas en nombre de Alá y de los hermanos muyahidines.

Los dos detenidos por mandar una carta con amenazas de bomba a la sede del PP son dos hombres de 41 y 43 años, uno nacido en Marruecos y el otro en Italia, cuyas identidades responden a las iniciales de J.E.H.B. y R.M. Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, ambos se encontraban en prisión en España y han sido detenidos en los centros penitenciarios de Segovia y el Puerto de Santa María (Cádiz).
Estas mismas fuentes han precisado que han sido arrestados por la Policía Nacional, que les acusa de ser los autores de esta carta enviada a la sede del PP de Madrid (en el mismo edificio de la sede central del partido en la calle Génova de Madrid). Iba dirigida a nombre de Esperanza Aguirre. La carta estaba escrita en árabe y en ella se amenazaba con hacer explotar una bomba en Madrid y otra en Barcelona.
La misiva también incluía amenazas contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy , y contra la presidenta del PP en la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. En esa carta decían actuar "en nombre de Alá y de los hermanos muyahidines", según las mismas fuentes consultadas. También citaban a Mahoma y al líder del Estado Islámico, Abu Bakar Al Baghdadi, también conocido entre sus fieles como 'El califa Ibrahim'.
Coordinada por la Audiencia Nacional
El PP de Madrid comunicó a la Policía la llegada de esta carta y se inició una investigación que ha estado coordinada por el Juez Central de Instrucción de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, que ordenó los arrestos. El detenido nacido en Marruecos cuenta con nacionalidad española.
Estado Islámico ha hecho numerosos llamamientos a lo lago del último año para que sus seguidores hagan la yihad en sus países de origen. Este mismo fin de semana, el grupo terrorista (también llamado DAESH) ha difundido un comunicado de su portavoz, Abu Muhammad Al-'Adnani Ash-Shami, que el propio grupo terrorista ha traducido al español.
En el texto llaman a los musulmanes a hacer la yihad en todo el mundo, aunque no incluye ninguna amenaza concreta contra España. "Si no tenéis un arma, tenéis una cuerda o un cuchillo. Y ante vosotros se encuentran los soldados del tirano. Salid, venced o morid", son algunas de las frases recogidas en esta comunicación a la que ha tenido acceso Europa Press.
Llamamiento del Estado Islámico en español
El comunicado lleva por título: 'Di a quienes se niegan a creer: Seréis vencidos' y fue difundido a mediados de este mes. La novedad ahora es que ha sido traducido al español, algo poco habitual por el momento en los mensajes de Estado Islámico. Los expertos en el seguimiento de estos movimientos yihadistas indican que estos grupos traducen sus comunicaciones a los idiomas en los que quieren influir. Anteriormente este mismo comunicado había sido publicado en árabe, inglés, francés, alemán y ruso.
Actualmente son 81 los presos yihadistas en España, pero unos 200 reclusos están sujetos a programas para prevenir la radicalización yihadista en las cárceles. Las medidas con las que Instituciones Penitenciarias han intensificado en los últimos meses el control de los presos islamistas en prisión incluyen la separación en distintos módulos, control de sus relaciones personales en el exterior, incautación de obras de autores radicales o hasta el control de sus cuentas de peculio en busca de movimientos sospechosos de dinero.
"Se trata de recoger, analizar y sistematizar un conjunto de datos y variables relevantes para detectar y acotar procesos incipientes o consolidados de radicalización", explica el 'Programa de Intervención con los Internos Islamistas en los Centros Penitenciarios', uno de los documentos sobre los que pivota esta estrategia centrada en los presos que "responden a planteamientos organizados, extremistas y violentos o pretenden utilizar el medio penitenciario para reclutar adeptos a su ideología radical".
81 yihadistas en prisión
Según el perfil del preso yihadista diseñado a partir de los datos con los que cuenta la Audiencia Nacional, el 80 por ciento tienen edades comprendidas entre los 25 y los 35 años. Visten en la cárcel ropa de acuerdo con sus creencias islámicas, se dejan crecer la barba y llama la atención el perfecto estado de las uñas de sus manos, que pese a todo lucen callos igual que en la frente debido al rezo. Casi siempre portan un 'tasbih', un objeto parecido al rosario para dirigir sus oraciones.
En sus celdas casi nunca falta un Corán y suelen estar decoradas con frases de ese libro sagrado para el Islam. A la hora de hacer proselitismo en prisión, una de las actividades a evitar por parte de la Administración, estos presos nunca se interesan por personas que tengan largas condenas pendientes, sino por aquellos que cumplan penas no superiores a los tres años y que puedan salir libres pronto con instrucciones de continuar sus actividades radicales en el exterior, incluyendo alguna acción terrorista.