Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Álvarez-Cascos anuncia acciones judiciales contra Método 3

Francisco Álvarez Cascos, 9.900 euros trimestralescuatro.com

El diputado de Foro, Francisco Álvarez-Cascos, ha encomendado al Despacho Jurídico Estrada Azcona de Oviedo el estudio y la presentación inmediata de las acciones legales que le competan, en el ejercicio del derecho a la tutela efectiva de sus derechos, ante la noticia publicada y relativa a un espionaje encargado por persona desconocida sobre la actividad profesional de una empresa de la que es socio y de la que fue presidente hasta junio de 2011, por parte de la agencia de detectives Método 3.

En concreto, el Despacho Estrada Azcona de Oviedo presentará inmediatamente ante el juzgado competente unas Diligencias Preliminares contra Método 3, en defensa de su derecho al honor y a la intimidad.
El despacho jurídico estudiará entre presentar las acciones legales ante los tribunales por vía civil o penal, en función de si se han utilizado métodos delictivos. Pedirá acceder al Libro de Registro de la agencia de detectives Método 3 con objeto de identificar a quién haya contratado ese espionaje y para investigar el alcance y el propósito del encargo realizado.
Dilucidar las posibles motivaciones políticas del encargo realizado a Método 3, dado que se refiere al año 2011, en el que Francisco Álvarez-Cascos dejó de pertenecer al PP, se convirtió en presidente de Foro, ganó las elecciones Autonómicas en Asturias y alcanzó la responsabilidad de presidente del Principado.
Según ha informado Foro en un comunicado, "el contenido del informe realizado por Método 3 recoge imputaciones graves basadas en suposiciones que fácilmente se puede demostrar que son radicalmente falsas, poniendo de manifiesto la redacción literal del Informe unas connotaciones difamatorias, injuriosas y calumniosas contra Francisco Álvarez-Cascos, por lo que corresponderá a los tribunales de justicia depurar las responsabilidades en las que hayan incurrido tanto quien haya encargado el trabajo de espionaje, con eventuales motivaciones políticas si se encargó en 2011, como la empresa Método 3 que lo ha elaborado".