Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso (PP) afirma que el caso del yihadista de San Sebastián apoya el "clamor social" de que "no hay control" en la RGI

Asegura que el PP garantizará en el Parlamento "una mayoría" que "impulse una reforma en profundidad" del sistema
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha afirmado que el caso del supuesto yihadista detenido en San Sebastián y que percibía casi 900 euros mensuales en ayudas sociales, respalda el "clamor social" de que "no hay control" en la RGI, y ha exigido conocer "todos los detalles y circunstancias de este caso concreto".
Para Alonso, es "ineludible" abordar una "reforma en profundidad" del sistema de prestaciones sociales, y ha adelantado que el PP actuará "en positivo" para "garantizar que pueda haber una mayoría" en el Parlamento vasco.
En una entrevista en Cope Bilbao, recogida por Europa Press, Alonso se ha mostrado convencido de que existe "un clamor social" que reclama la reforma de la RGI, porque su actual estado "es bochornoso".
A su juicio, el "Gobierno del PNV" apuesta ahora por cambiarla "porque está mal hecha", ya que la ley, con la variación del SMI, obliga a "subir la cuantía del RGI un 8%, en un contexto en el que a los jubilados les suben el 0,25% y a los trabajadores 1,5 o 2%, en el mejor de los casos".
Según Alonso, ahora el Ejecutivo quiere "arreglarlo" porque ha "cargado los Presupuestos" y no puede asumir esa subida. "Nosotros les pedimos que haya una reforma más en profundidad, porque la ley está mal hecha. Claro que hay falta de control, hay gente que se cronifica en las ayudas y hay un clamor social, porque la gente considera, con razón, que el sistema es injusto", ha dicho.
Por ello, ha exigido "una modificación" en el Sistema de protección social, de forma que se garantice que todo el mundo "tiene un apoyo", pero que "tiene que tener también unos deberes, obligaciones, y estar orientado al trabajo y al empleo".
A su juicio, también debería "ayudarse" a "mucha gente que lo está pasando mal y no tiene ese cobijo que encuentran otros, a lo mejor con menos antigüedad en esta tierra".
Alonso ha aludido también al caso del supuesto yihadista detenido en San Sebastián y que este pasado martes ingresó en prisión, quien percibía casi 900 euros al mes en ayudas sociales. El presidente del PP vasco ha afirmado que los populares vascos desean saber "exactamente todos los detalles y circunstancias de este caso concreto".
"¿Cuánto tiempo llevaba este hombre aquí, cómo se había hecho acreedor a ese apoyo y cómo esde aquí puede ocurrir algo así?. No hay control, ese es el clamor social. Luego ocurre lo que ocurre", ha censurado.
Alonso ha insistido en que es "ineludible" abordar una reforma del sistema de prestaciones sociales, ante la que el PP estará "en positivo" para "garantizar que pueda haber una mayoría en el Parlamento que la impulse".
"Entiendo que en la legislatura anterior el juego de mayorías quizás fuera diferente, y el PNV pudiera tener mucho miedo de que el PSOE se uniera a Bildu para formar una mayoría con los demás grupos, como ocurrió con la Ley de Vivienda", ha dicho.
Ahora, según ha manifestado, el PSE es su "socio" y el PP "decanta las mayorías". "Pues vamos a ver si hacemos políticas serias que respondan al interés de la mayoría", ha concluido.