Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los barones del PSOE apuestan por 'un militante un voto' para elegir a su líder

Alfredo Pérez Rubalcaba, todavía líder del PSOE, ha hablado con los 'barones' del partido para estudiar el modo en que quieren que se desarrolle el congreso extraordinario de julio en el que renovarán la cúpula. La mayoría de los líderes territoriales del PSOE son favorables a que los militantes puedan votar al próximo secretario general. Andalucía, cuya presidenta, Susana Díaz, suena como sucesora, prefiere no pronunciarse y espera a que la dirección le presente una propuesta formal.

El líder del PSOE ha decidido este miércoles abrir una ronda de contactos con los 'barones' territoriales para estudiar la posibilidad de abrir la elección del próximo secretario general del partido al voto directo de todos los militantes, una petición que comenzó a circular este martes entre dirigentes del partido y que hoy ha verbalizado el secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, Eduardo Madina, que ha dicho que sólo valorará si se presenta al congreso si se permite votar a los militantes.
Hasta ahora, la mayoría de las federaciones se han pronunciado a favor de este sistema que, para ser introducido, debería contar con el "acuerdo de todos" los territorios, según han indicado fuentes de Ferraz, ya que implica un cambio en las normas actuales.
Desde Andalucía, la federación más poderosa, el secretario de Organización del PSOE andaluz, Juan Cornejo, ha asegurado que no le "suena mal" que los militantes socialistas puedan participar en la elección directa del próximo líder del partido.
Sin embargo, fuentes de la dirección del PSOE andaluz han asegurado que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no va a trasladarle a Rubalcaba ninguna posición cerrada, ya que espera a que sea la dirección federal la que le presente su propuesta y, una vez la conozca, dará su opinión. A su juicio, debe ser la Ejecutiva la que lo proponga.
En el PSOE de Andalucía existe cierto malestar por el modo en que se ha gestionado el día después de la derrota electoral del 25 de mayo, que ha llevado a Rubalcaba a anunciar su marcha tras un congreso extraordinario en el que se designará a su sucesor.
El PSOE andaluz quería una gestora
De hecho, según han apuntado fuentes socialistas, la federación que lidera Susana Díaz hubiera preferido que Rubalcaba hubiese dado paso a una gestora que pilotase el proceso hasta el congreso extraordinario, que es como se había hecho hasta ahora cuando se ha convocado un cónclave de estas características.
Ahora, y visto que Rubalcaba va a seguir al frente del PSOE hasta que se designe al nuevo secretario general, los socialistas andaluces consideran que debería llevar las riendas de un proceso que, en su opinión, tendría que desembocar en un congreso de unidad que sea bueno para el partido, como ocurrió, sostienen, en el andaluz de 2013.
Otras reticencias
Por lo pronto, claramente a favor de la elección directa se han manifestado el líder de los socialistas vascos, Patxi López; y el secretario general del PSOE de Castilla y León, Julio Villarrubia. También son partidarios los secretarios generales del PSPV, Ximo Puig, y Extremadura, Guillermo Fernández Vara.
Desde Galicia, su líder, José Ramón Gómez Besteiro, ha recordado que él fue elegido precisamente con esta fórmula; en Castilla-La Mancha, el secretario general, Emiliano García Page, ha pedido que el proceso sea "lo más abierto posible" y en en Asturias, el secretario de Organización, Jesús Gutiérrez, ha señalado que su federación ya lo propuso en el Congreso de Sevilla.
Mientras tanto, el PSM no se ha decantado por ningún procedimiento y aboga por el consenso, siendo el secretario general de Aragón, Javier Lambán, el que más reticencias ha expresado. Lambán ha defendido que en los estatutos del PSOE "figura una norma bastante clara desde siempre" que está "vigente" y ha recalcado que no le consta "ningún movimiento mayoritario" que pida otra cosa.
Lambán también ha sido muy critico con dos de los candidatos 'oficiosos' a las primarias, Eduardo Madina y Carme Chacón, al pedirles que "por una vez piensen más en el partido que en ellos mismos".
Según fuentes la dirección del PSOE considera que este debate que se ha abierto es "relevante y pertinente" y se resolverá "en los próximos días", antes de la convocatoria oficial del congreso extraordinario anunciado para el próximo mes de julio.
Este debate se planteó en el 38 Congreso de Sevilla de 2012, pero el cambio fue rechazado, como volvió a ocurrir en la conferencia política del pasado mes de noviembre, en la que se decidió posponer la decisión a un próximo congreso.
Propuesta derrotada en 2012 y 2013
En esa cita de noviembre, las enmiendas que pedían apoyar desde ese momento el cambio fueron derrotadas por mayoría abrumadora. Entonces, la posición que se impuso fue la de que este mecanismo es "materia de un congreso" del partido.
Según han indicado este miércoles fuentes de la Ejecutiva, la dirección defendía entonces la elección directa del secretario general por parte de los militantes, aunque se decidió aplazar la decisión definitiva al máximo órgano de decisión del partido.
El asunto ha vuelto a la palestra después de la convocatoria de un congreso extraordinario para el próximo mes de julio, tras la derrota electoral del pasado domingo, que altera el escenario que se manejaba y que preveía que lo más inmediato fueran las primarias abiertas que se habían fijado para el mes de noviembre.
Este miércoles, uno de los candidatos 'oficiosos' a estas primarias, el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, ha anunciado que sólo valorará presentarse al congreso si se permite que en la elección participen directamente los militantes, como ocurrió en el PSdG.
Después, otras voces se han sumado a la opción de 'un militante un voto', que actualmente no contemplan los estatutos del PSOE, pero que sí están en los de las federaciones gallega, vasca y valenciana. El líder de los socialistas en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, también se ha manifestado este miércoles a favor de que el congreso sea "lo más abierto y participativo posible".