Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba considera una prioridad las elecciones andaluzas porque se dirimen dos modelos de salida de la crisis

Más preocupado por cómo el partido se relaciona que la elección del candidato

Equipo de Rubalcaba: "El cambio no es un giro brusco de timón sin un destino claro"

El aspirante a la Secretaría General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha considerado este martes, durante un acto en Sevilla con militantes, que las próximas elecciones andaluzas deben ser una prioridad de los socialistas porque se dirimen dos modelos de salida de la crisis, el que ha puesto en marcha el presidente andaluz, José Antonio Griñán, basado en una "salida justa", y el que tiene "en la cabeza" el nuevo jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, y que se está desarrollando en las comunidades gobernadas por el Partido Popular.
Rubalcaba ha celebrado en Sevilla un acto ante unos 400 militantes socialistas, que es el primero tras la presentación formal de sus avales para optar a la Secretaría General del PSOE en el congreso federal que se celebrará el primer fin de semana de febrero en la capital andaluza. En dicho cónclave, según ha apuntado, deben abordarse las próximas elecciones andaluzas, no solo por una cuestión de poder, sino también de modelo, ya que lo que se dirimen en esa cita electoral son los dos modelos que hay de salida de la crisis.
Según ha indicado, Griñán ha puesto en marcha un modelo distinto del que tiene en la cabeza Rajoy y del que ya han puesto en marcha las comunidades del PP. "Griñán propone a los andaluces una salida justa de la crisis", según Rubalcaba, para quien los andaluces ahora tienen bastantes formas de comparar, ya que hoy saben que pasaría en esta tierra si gobierna la derecha.
En su opinión, en las elecciones andaluzas también se van a poner de manifiesto "dos modelos de liderazgo": el de la "solvencia", que representa José Antonio Griñán, y el de la "inconsistencia", que representa el presidente del PP-A, Javier Arenas. "Hay un partido que siempre ha creído en Andalucía, el PSOE, frente a otro partido que nunca ha creído en Andalucía, el PP", según Rubalcaba, quien ha apuntado que el PSOE "es el partido que más quiere a Andalucía".
Así, Pérez Rubalcaba ha incidido en que las dos tareas prioritarias que los socialistas tienen por delante son hacer propuestas y plantear alternativas frente a la crisis, desde una posición firme, útil y relevante, y las elecciones andaluzas.
El aspirante a secretario general, que ha iniciado su intervención recordando que el PSOE moderno sale del llamado 'Pacto del Betis', que hizo el PSOE de Andalucía con el PSOE de Euskadi y que los hechos han demostrado que no fue mal, ha explicado que opta a liderar el partido porque cree que es una tarea "que podemos hacer", en plural, y porque los socialistas pueden volver a sintonizar con la mayoría de los españoles porque los valores que representa este partido siguen conectado con muchos ciudadanos.
Ha abogado por que el PSOE sea un partido intergeneracional y por recuperar la capacidad de hablar con la misma voz en todas las comunidades autónomas, algo que siempre le ha caracterizado. Ha indicado que la igualdad esencial de los españoles es la esencia del proyecto político de los socialistas. Para Rubalcaba, en el PSOE se puede hacer toda la crítica que sea necesaria, pero no se puede caer en el pesimismo pese a que los socialistas, sin duda, están viviendo una de sus peores situaciones.
Ha manifestado que los dos instrumentos con los que pretende trabajar son el cambio y la unidad, porque para hacer un cambio profundo mayor unidad se necesita.
Elección del candidato
A su juicio, aunque es muy importante elegir bien a los dirigentes del partido y al candidato en las elecciones, también es importante que el partido se abra y crezca. Ha indicado que le preocupa más cómo el partido se relaciona con la sociedad que cómo se elige al candidato.
Asimismo, ha querido romper una lanza en favor de los militantes socialistas, que es la gente que está ahí, en el día a día, y que realiza un importante trabajo para el partido. Ha señalado que si bien le gusta la idea de contar con los simpatizantes, es fundamental agradecer el trabajo de los militantes y convertirlos en personas activas dentro de nuestra organización. "Quiero un partido de militantes activos", ha apuntado.
Oposición útil
Para Rubalcaba, es fundamental recuperar la confianza de los ciudadanos, la cual está ligada directamente a la crisis económica, por lo que, a su juicio, el PSOE tiene que estar permanentemente planteando soluciones ante la situación económica. Ha defendido que el PSOE haga una oposición "útil" al conjunto de los ciudadanos que hoy viven los azotes de la crisis. Ha precisado que útil no quiere decir que no sea firme, sino que conlleva pactar y discrepar.
También ha querido referirse a los ayuntamientos, "que es el poder en el que más a gusto está el PSOE" y ha calificado de fantástico el documento que han hecho alcaldes socialistas sobre los municipios. En su opinión, si de lo que se trata es de recuperar la credibilidad y la confianza de los ciudadanos y de mejorar la democracia, hay que empezar por los ayuntamientos, que es "lo más cercano" a los socialistas.
De igual manera, ha aludido al documento que han suscrito varias mujeres militantes del PSOE, apuntando que está de acuerdo básicamente con las propuestas que contiene porque dicen algunas cosas muy interesantes, como que se puede defender todo lo que hemos hecho en materia de igualdad fuera del partido, pero que también hay que "predicar con el ejemplo y avanzar dentro".
"Todo socialista debe ser un activista diario por la igualdad", según ha expresado Rubalcaba, quien ha apuntado que esa propuesta la hará en el congreso.
Entre los 400 asistentes al acto, han estado presentes la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz; los miembros de la Ejecutiva Provincial del PSOE de Sevilla, con el secretario provincial a la cabeza, José Antonio Viera; los secretarios de las agrupaciones locales y provinciales; alcaldes como el de Dos Hermanas, Francisco Toscano, y el de Alcalá de Guadaira, Antonio Guitérrez Limones, y tres consejeras del Gobierno andaluz, Micaela Navarro, Carmen Martínez Aguayo y María Jesús Montero.
Micaela Navarro ha expresado en declaraciones a los periodistas su claro apoyo a Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general del PSOE, apuntando que ella lleva "decantada 20 años", es decir, desde que lo conoció. Martínez Aguayo ha expresado, por su parte, que asiste a este acto desde una posición de "neutralidad activa".
El equipo de Rubalcaba
Los colaboradores del aspirante a secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba han difundido este martes en su web "10 razones" para apoyarle entre las que subrayan que "el cambio inteligente" en el PSOE "no vendrá de una controversia falsa entre lo viejo y lo nuevo, ni de un giro brusco de timón sin un destino claro".
"El cambio inteligente consiste en mantener lo que funciona y transformar lo que no funciona. El cambio inteligente no se basa en la edad ni en los eslóganes, sino en las ideas claras sobre lo que se pretende y en la capacidad para conseguirlo. Esto es lo que aporta Rubalcaba", proclama el documento.
Fuentes de la candidatura han explicado que el texto, que no lleva firma alguna, lo han elaborado militantes y que el equipo de Rubalcaba sólo ha decidido difundirlo a través de la web.
Sus autores avisan de que quienes insisten en no pronunciarse sobre personas "o bien se equivocan u ocultan sus intenciones". En su opinión, "las personas también importan", porque su cualificación, su talante y su perfil "determinan el éxito o el fracaso de las organizaciones abocadas a grandes reformas".
De hecho, se preguntan si el PSOE hubiera sido igual en los últimos años de haber estado dirigido por José Bono o Rosa Díez. No hacen ninguna alusión a la contrincante de Rubalcaba, Carme Chacón, y sólo dicen que, "con el respeto debido a las demás opciones, Rubalcaba reúne las mejores condiciones para liderar un cambio solvente".
Como cualidades del candidato hablan de inteligencia, fuerza, ilusión, experiencia, capacidad de articular equipos, tendencia a integrar posturas, sentido de la ponderación y facilidad para comunicar. También su "sabiduría, su rigor y su crédito personal" entre los ciudadanos progresistas.
Así, creen que Rubalcaba aporta "algo más que frases hechas" a la tarea de recuperar el liderazgo social, político y electoral, porque propone recuperar la credibilidad de la mayoría progresista y ésta "se consigue mediante la coherencia, diciendo lo que se piensa, y haciendo lo que se dice".
El PSOE no necesita "resucitar"
Para estos partidarios del exvicepresidente del Gobierno, el PSOE "no necesita refundarse, ni regenerarse, ni resucitar, porque ni renuncia a su pasado, ni se ha degenerado, ni está muerto". Es más, creen que el PSOE tiene "los principios y tenemos las ideas para cambiar y acertar" y ahora lo que tiene que elegir es "un liderazgo solvente" que es Rubalcaba.
Así, hacen suya la propuesta del candidato de un Congreso "de cambio y unidad" para responder a los nuevos desafíos "con los valores de siempre" y para "no prescindir de ninguna idea y de ningún brazo en el esfuerzo común por reconstruir el PSOE".
Recuperar un "proyecto nacional" para el PSOE
Recogen también su insistencia de recuperar para el PSOE "un proyecto nacional", un asunto que juzgan importante por considerar que "parte" de su "credibilidad se ha escapado por aquí". Según dicen, el PSOE apostará "siempre por la diversidad como fuente de riqueza y progreso común", pero los ciudadanos quieren ver al partido "nuevamente como un partido capaz de vertebrar España en un proyecto colectivo y solidario, que mantenga el mismo discurso en todos los territorios".
Por otro lado, recalcan que Rubalcaba " plantea un liderazgo compartido" e intergeneracional, ya que ahora "no es tiempo de un líder, sino de muchos", y un liderazgo "seguro y confiable". A su juicio, "los militantes, los votantes de hoy y los votantes de mañana saben que Rubalcaba es garantía de seguridad y confianza".
Por último, subrayan el empeño del aspirante en hacer una oposición "útil y firme" al PP, su apuesta por un proyecto socialista europeo renovado y una salida justa de la crisis, y por un nuevo modelo de partido, "a la altura de las demandas de una ciudadanía informada, con criterio y que no se conforma ya con votar y callar" y en el que el protagonismo de la bases "en las decisiones relevantes debe estar asegurado".