Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba ve un "disparate" que se recorte en educación y dice que es "injusto" que se diga que los profesores son vagos

El candidato socialista ha advertido de que él no recortaría en educación, sanidad y política social.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha tachado de "disparate" los recortes que algunas comunidades autónomas han anunciado para este curso escolar y ha afirmado que es "injusto" que responsables políticos digan que los profesores son unos vagos.

En una entrevista a RNE, Rubalcaba ha señalado que aunque la educación no genera empleo directo, "educar a generaciones futuras es crear directamente competitividad".

"Es un disparate quitar gastos educativos", ha insistido, para añadir que las comunidades que lo han hecho tienen ahora una "oportunidad" de aumentar los ingresos con el impuesto sobre el patrimonio que el Gobierno tiene intención de aprobar.

"Si uno no quiere aceptar los ingresos de los grandes patrimonios, pues tendrá que decidir que prefiere recortar en educación. Se pide dinero a quien tiene patrimonio importante y, a cambio de eso, no se recorta en educación. Ese es el dilema", ha aseverado. No obstante, el candidato socialista ha advertido de que él no recortaría en educación, sanidad y política social.

Por otra parte, ha criticado que con esta polémica educativa se "criminalice" a los profesores. Si bien ha admitido que puede haber discrepancias entre este colectivo y las administraciones, también ha afirmado que es un "dislate" que algunos representantes políticos digan que los docentes son unos "vagos".

"Si admitimos que la educación es importante, tenemos que admitir también que los profesores son muy importantes. No podemos denigrar el trabajo que hacen en la sociedad como es educar a los niños y jóvenes. Es profundamente injusto llamarles vagos; es una mala forma de enfrentarse con un conflicto educativo", ha subrayado.