Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alonso asegura que "la única alternativa" a la amnistía fiscal era subir el IVA

Alfonso Alonsocuatro.com

Afirma que el balance de los 100 días de oposición de Rubalcaba es "mucha crítica, mucha descalificación y muy pocas propuestas"

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso, ha defendido la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno como una medida para mantener las políticas de protección social y ha asegurado que "la única alternativa" era la subida del IVA
"La alternativa era o aflorábamos el dinero oculto y hacemos que tribute y aumentábamos la tributación de las grandes empresas o la única alternativa era subir el IVA, subir el impuesto a los ciudadanos que tienen menos rentas", ha declarado Alonso en una rueda de prensa en Cádiz.
El portavoz del PP en el Congreso ha mostrado su deseo de que los grupos políticos de la oposición tengan la "responsabilidad" de plantear propuestas y alternativas que "mejoren" los Presupuestos Generales del Estado (PGE) que el martes llegan al Congreso de los Diputados.
Alonso ha subrayado que el PP va a respaldar en el Congreso lo que consideran "un proyecto ajustado y bien hecho" y ha señalado que, aunque en estos cien días de gobierno "no ha ocurrido", no ha perdido la esperanza en que "un mes de estos, algún día, llegue alguna propuesta concreta del PSOE y de Rubalcaba", ya que, en su opinión, hasta ahora "sólo ha habido mucha crítica y mucha descalificación, pero poca capacidad de alternativa y de propuesta".
Ese es su balance de los cien días de oposición de Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien ha preguntado "cuál es su alternativa para que España cumpla el objetivo de déficit del 5,3 por ciento". En este sentido, le ha instado a que, "si no quieren que el Estado se apriete el cinturón", digan si su alternativa "sigue siendo la de plantear una subida del IVA".
Alonso ha argumentado que el PSOE está "en contra de la reducción del gasto de los ministerios y en contra también de que se pidan mayores esfuerzos fiscales", apostillando que "en la medida en que el Estado no sea capaz de apretarse el cinturón, la única alternativa es apretar más el cinturón a los españoles", que es lo que, en opinión del 'popular', hizo el Gobierno del PSOE: "Bajar las pensiones, bajar el sueldo de los empleados públicos, fueron incapaces de recortar sus gastos y, finalmente, llevaron a cabo la subida del IVA a todos los españoles".
En esta línea, ha añadido que el Gobierno socialista "prefirió mantener tres vicepresidencias en el Consejo de Ministros que mantener el poder adquisitivo de los pensionistas". Por contra, el PP ha presentado un presupuesto "ajustado" y que "se inspira fundamentalmente en esa idea de justicia social". Por ello, ha reclamado al PSOE que, si pueden, planteen alternativas y, si no, que "abandonen el camino de la descalificación por la descalificación y la crítica".
TERAPIA DE CHOQUE
Alonso ha significado que la presentación de los PGE cierra un primer trimestre "intenso" de actividad del Gobierno que "no tiene precedentes en la democracia" en España. Han sido "cien días de reformas de calado" que hacen "una verdadera terapia de choque para sacar la economía española adelante".
Ha reiterado que el "principal problema" al que se enfrenta el país este año es cumplir el objetivo del 5,3 por ciento de déficit, y el Gobierno y los PGE tienen que "resolver" que el déficit se cerró en 2011 en el 8,5 por ciento y, por tanto, hay "una desviación de 25.000 millones de euros" como resultado de la "nefasta gestión del Gobierno socialista". Así las cosas, "España se la juega en garantizar que vamos a ser capaces de cumplir nuestros objetivos y recuperar el tiempo perdido".
En este sentido, Alonso ha enfatizado que el proyecto de PGE que se ha presentado este viernes en el Consejo de Ministros "son los presupuestos que España necesita, destinados a poner orden donde hasta ahora sólo ha habido desorden" y, además, "plantean el mayor ajuste fiscal de nuestra democracia", constituyendo "la base y el camino para la recuperación de la credibilidad y la confianza de nuestro país".
Asegura que los PGE suponen que el Estado "se va a apretar el cinturón como lo han venido haciendo ya las familias y las empresas en España" y las cuentas públicas "van a dejar de ser una losa sobre la economía española". Ha puntualizado, además, que "las cargas se van a repartir de la manera más equitativa" y que el ajuste se hará partiendo de la premisa de "mantener la protección social en sus grandes prioridades": el mantenimiento de la protección al desempleo, el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas y de los sueldos de los empleados públicos.
Finalmente, el portavoz del PP en el Congreso ha puesto de manifiesto la "determinación" del Gobierno de Mariano Rajoy de que los PGE "se van a cumplir de manera estricta, se van a aplicar a rajatabla", garantizando que "lo que hoy es un proyecto que está sobre el papel, al final de año será una realidad en la contabilidad nacional del Estado".