Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alerta de tsunami emitida para Hawai tras un seísmo de 7,7 registrado en Canadá

Alerta de tsunamiEfe

Las olas impactaron en las costas de Hawaii acorde a la previsión y miles de personas buscaron refugio en las zonas altas de la isla. Mientras, la supertormenta 'Sandy' ha dejado gran número de víctimas en su recorrido y ahora amenaza a Estados Unidos.

El Centro de Advertencias de Tsunami para el Pacífico emitió de madrugada una alerta de tsunami para Hawai derivada del seísmo de 7,7 registrado cerca de Canadá. Hubo al menos 23 réplicas de 4.1 grados o de mayor magnitud. En la isla se han estado emitiendo “sirenas a todo volumen para informar” y se ha pedido a la población que busque refugio.
El pronóstico acertó y las primeras olas, menos altas de lo que se temía, llegaron a la isla pasadas cuatro horas del seísmo, de acuerdo con el Centro de Alerta del Pacífico. La cuarta ola del tsunami impactó en gran parte de la costa de Hawaii, según Gerard Fryer, geofisico del centro. Este aseguró que quizá la evacuación fuera innecesaria, pero que fue una buena precaución.
Las autoridades desplegaron un dispositivo para evacuar a zonas altas alrededor de 80,000 personas en la isla de Oahu, en Honolulú, capital de Hawai. Para ello se habilitaron 26 centros de asistencia, según informó John Cummings, portavoz de la Administración de Emergencias de Honolulú.
El alcalde de Honolulu, Peter Carlisle, apeló a la paciencia para el regreso a casa de los evacuados: "No estamos en una posición en la que creamos que sea seguro", dijo a los periodistas. Una de las razones por las que las autoridades no se atreven a levantar la alerta son los informes de olas de cuatro pies.
'Sandy'
La supertormenta 'Sandy' se aproxima a Estados Unidos con fuerza renovada tras recuperar la categoría de huracán, que perdió momentáneamente esta mañana, y podría causar daños por valor de más de 3.000 millones de dólares solo por los vientos.
El huracán ha dejado ya más de cuarenta de muertos a su paso por el Caribe, sobre todo en Haití, donde han fallecido 26 personas. También ha causado estragos en Cuba, donde al menos han muerto 11 personas y se tiene constancia de un fallecido en Puerto Rico y otro en Jamaica.
"Olvídense de la categoría del huracán", declaró el meteorólogo de la CNN sobre la escala de intensidad del fenómeno. "La clase de vientos y lluvias que nos esperan van a derribar árboles y tendido eléctrico y el peligro de inundación en la costa va a ser enorme", indicó. Asimismo, James Franklin, del Centro Nacional de Huracanes, aseguró: "El gran tamaño de este sistema y su lentitud van a convertirlo en un evento duradero que garantiza entre dos o tres días de impactos".
La "supertormenta" o "frankentormenta", como la describen algunos expertos, se extenderá a lo largo de 1.100 kilómetros, desde las dos Carolinas a Maine. Las autoridades de Nueva York no descartan cerrar el sistema de transporte público por posibles inundaciones y la costa noreste de Florida se verá afectada de refilón.
Para cuando toque tierra, 'Sandy' se habrá juntado con un fuerte frío procedente del oeste, lo que incrementará significativamente su potencia. A ello hay que añadir que habrá luna llena, el momento en el que la marea está más alta, lo que multiplicará el daño a la costa y desatará las peores lluvias en 500 años, según las predicciones.