Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcalde Valladolid reconoce que tras el 26-J era partidario de la abstención a Rajoy y luego cambió de opinión

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha reconocido que "en la primera entrevista" que concedió después de las Elecciones del 26 de junio planteó una abstención del PSOE ante la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, pero ha puntualizado que desde entonces la ausencia de "gestos" por parte del PP y lo que le trasladaban los votantes del PSOE le han llevado a cambiar de postura.
En declaraciones recogidas por Europa Press, Puente ha sido preguntado por la entrevista en la Cadena SER, en la que el pasado 4 de julio planteó la posibilidad de que el PSOE se abstuviera "con exigencias" en una sesión de investidura de Mariano Rajoy.
"Desde entonces he hecho cientos de entrevistas y declaraciones y siempre me he pronunciado en la misma dirección", ha añadido el regidor vallisoletano, quien desde hace semanas se ha mostrado como uno de los principales defensores de la posición del secretario general, Pedro Sánchez, de votar no en la investidura de Rajoy y de la última propuesta para convocar unas Primarias el 23 de octubre.
"El cambio de postura tiene que ser entendido, porque las opiniones inamovibles nunca son buenas", ha subrayado Puente, quien ha explicado que sus razones han sido, en primer lugar, que el Partido Popular no hizo "ningún gesto que llevara al PSOE a tener la generosidad" de abstenerse en la sesión de investidura y que tampoco ha tomado decisiones en materia de corrupción, de modo que entiende que desde las Elecciones, el PP "ha hecho todo lo posible por que el PSOE no se abstenga".
En segundo lugar, ha añadido que, como considera que no es "un líder político rodeado de escoltas ni que está subido permanentemente al coche oficial", pisa la calle "todos los días" y tiene una "encuesta" consistente en las opiniones que le trasladan los votantes del PSOE.
"Ninguno me ha parado para pedirme que el PSOE se abstenga; muchos me han parado para decirme que si el PSOE se abstiene no volverán a votarle y algunos me han dicho que se han apartado del PSOE pero que si se mantiene firme en su posición, volverán a votarle", ha asegurado.