Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alcalde Bilbao confía en que Covite no coloque placas por las víctimas al margen del Ayuntamiento o las quitara

"Las víctimas, con nombres y apellidos, no se merecen ese espectáculo", afirma el alcalde de Bilbao
El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha confiado en que Covite no coloque en la capital vizcaína, de forma unilateral, 62 placas en recuerdo a las víctimas de ETA y ha advertido de que, en caso de hacerlo, el Consistorio se verá "obligado a quitarlas".
El pasado 12 de diciembre, el Colectivo de Víctimas del Terrorismo advirtió al Ayuntamiento de que procedería a la colocación de 62 placas en recuerdo de las víctimas del ETA asesinadas en la ciudad, si en 15 días no lo hacía el Consistorio bilbaíno. Según afirma, el anterior alcalde Ibon Areso se comprometió a hacerlo en septiembre de 2014.
Entrevistado en Onda Cero, Aburto ha recordado su "respeto, admiración y reconocimiento" por las víctimas, que necesitan "justicia, reconocimiento, reparación y verdad". También ha aludido al Foro por la paz y la Convivencia que pretende impulsar para determinar las actuaciones y políticas a realizar en ese ámbito.
Además, ha asegurado que, a raíz del emplazamiento de Covite, ha recibido mensajes de apoyo de varias víctimas "que no han entendido esta actuación".
"NO SE MERECEN EL ESPECTÁCULO"
El regidor bilbaino ha confiado en que el colectivo no materialice su advertencia o, en caso contrario, "el Ayuntamiento se verá obligado a actuar". "Las víctimas, cada una de las víctimas, con nombres y apellido, no se merecen ese espectáculo. Lo que se merecen es que todos trabajemos en favor de ellas", ha dicho.
Aburto ha esperado que, finalmente, "no pase nada, porque no se pongan" y ha añadido que "si se ponen, el Ayuntamiento se vería obligado a retirarlas".
No obstante, ha deseado que no se llegue a este extremo, y ha insistido en que crear un foro para trabajar con las víctimas "mano a mano y codo con codo" es "el mejor formato para determinar cuáles deben ser las actuaciones y políticas dirigidas a las víctimas".