Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Albiol (PP) afirma que los jóvenes catalanes tienen al nacionalismo como dificultad laboral

Dice que la ANC no duda en justificar el uso de actos violentos para llegar a su objetivo
El presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, ha afirmado que los jóvenes de Catalunya tienen la dificultad añadida del nacionalismo, que, según él, supone una perdida de oportunidades laborales en un clima que no genera confianza a causa de "un Govern dedicado a romper y fracturar la sociedad catalana y española".
Lo ha dicho este domingo en el acto dirigido a las Nuevas Generaciones (NNGG) del PP en Barcelona sobre las oportunidades laborales para los jóvenes españoles, en el que ha participado junto al vicesecretario general de Relaciones Internacionales de NNGG, Carlo Angrisano, y el secretario de cooperación de NNGG, Boris Valls.
El líder popular ha defendido una política para los jóvenes que cree empleo y dé oportunidades, y ha explicado que las políticas laborales de los partidos de izquierdas, como las de Podemos, que apuestan por la subvención y "la ley del mínimo esfuerzo y del gratis total", no son eficaces.
Asimismo, ha añadido la singularidad del modelo que defienden los jóvenes independentistas, en especial los de la CUP, que según ha explicado, en vez de políticas de formación, le pedían dinero para organizar conciertos y emborracharse, "y si se prestaba ir a lanzar cuatro piedras contra las sedes del PP".
En referencia a la asamblea general que celebró el sábado la ANC, Albiol ha comparado esta entidad con la "policía religiosa de los países extremistas musulmanes" que se dedica a controlar que todo el mundo vaya por el camino adecuado, y ha añadido que este órgano no duda en justificar el uso de actos violentos para llegar a su objetivo.
Además, ha dicho que el único responsable de la suspensión del viaje del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a Marruecos es el Govern y no el Gobierno español, como se afirmó en dicha asamblea, por su radicalidad, ya que "ningún dirigente internacional serio" se reunirá con políticos que buscan la confrontación y saltarse la democracia.
También ha señalado que a Puigdemont y al vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, "les encantaría ver entrar al ejército por la Diagonal", pero ha recalcado que eso no pasará porque el Gobierno español dispone de una arma que le da la razón: el Estado de derecho, la libertad y la democracia.
Por último, ha pedido a Cs que sea capaz de olvidar su interés electoral, intentando captar al antiguo electorado de CIU, y que se centre en lo prioritario: "Dar voz a los catalanes que han sido marginados y olvidados por el nacionalismo excluyente de los últimos años".