Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez pide datos a la Agencia Tributaria sobre el Impuesto de Sociedades de Aizoon

Iñaki Urdangarín llega a la ciudad de la justicia de BarcelonaEFE

El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha pedido a la Agencia Tributaria aclaraciones sobre el Impuesto de Sociedades a Aizoon, a través de una nueva providencia emitida este lunes en la que también ha solicitado a varias entidades bancarias informes sobre tarjetas bancarias asociadas a cuentas de Aizoon.

Concretamente, Castro pide a la Delegación Especial de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria de Cataluña la aportación de las Declaraciones del Impuesto sobre Sociedades de Aizoon S.L. desde su constitución hasta la actualidad.
Asimismo, reclama la aportación del cuadro en el que se registra el acrecentamiento patrimonial al que hace referencia la última página de su informe fechado el 27 de agosto de 2013.
Por otra parte, pide a 'La Caixa' que informe sobre la cuenta de destino del traspaso de 150.000 euros, producido el 27 de diciembre de 2006, así como sobre tarjetas de crédito o débito asociadas a una cuenta con especial mención de quienes sean o hayan sido sus titulares o usuarios.
Al mismo tiempo, Castro reclama al BBVA que informe sobre tarjetas de crédito o débito asociadas a cuatro cuentas, con especial mención de quienes sean o hayan sido sus titulares o usuarios, petición que también realiza a la entidad Privat Bank Degroof, respecto a una cuenta.
Facturas expedidas por Aizoon
Cabe recordar que el Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional en Baleares entregó la semana pasada al juez un informe en el que analiza unas 500 facturas expedidas por Aizoon -de la que son copropietarios los Duques de Palma- por encargos a distintos proveedores que llevaron a cabo la rehabilitación, reforma y mantenimiento del conocido como palacete de Pedralbes.
Así lo informaron fuentes de la investigación, que han precisado que en general la cuantía de cada factura analizada oscila entre los 1.000 y los 5.000 euros, si bien ahora el Juzgado debe dirimir si las cantidades, relativas a un total de cinco años, son susceptibles de ser tipificadas como un delito de blanqueo de capitales.
En cualquier caso, según las mismas fuentes, por el momento la Policía ha analizado el 30 por ciento de la totalidad de facturas que restan por estudiar (unas 4.000), respecto a las cuales también informarán más adelante al Juzgado de Instrucción número 3 de Palma.
En concreto, fue a finales de julio cuando el magistrado dictó una providencia mediante la cual libró un oficio a la Jefatura Superior a fin de que impulsase una investigación en torno a los proveedores de la empresa Aizoon y otros que nada tengan que ver con las actividades de esta mercantil, que se encuentra bajo lupa judicial por haber servido presuntamente para defraudar a Hacienda.
La Audiencia Provincial de Baleares ha llegado a apuntar los Duques se habrían beneficiado, como socios de la mercantil, de los ingresos procedentes de Nóos. Los investigadores apuntan a que el Duque "interpuso" esta mercantil para facturar "ciertos servicios de carácter personalísimo", como el servicio doméstico, que nada tenían que ver con la actividad de la inmobiliaria, todo ello con el objetivo de reducir su propia tributación en la declaración del IRPF.
De hecho, la Agencia Tributaria señala cómo durante 2007 y 2008, ejercicios en los que Urdangarin habría defraudado a Hacienda al menos 240.000 euros, utilizó Aizoon como "pantalla" para tributar gastos como los de su propio servicio doméstico o los de su asistenta personal, con el objetivo de beneficiarse de un tipo impositivo inferior (el aplicado a las sociedades).