Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre pide a Sánchez Mato que lea "un poquito" sobre la revolución rusa y se quite "la venda de sus ojos comunistas"

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha pedido este martes al delegado del área de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, que lea "un poquito" sobre la revolución rusa y se quite así "la venda de sus ojos comunistas".
Así se ha referido Aguirre al tuit escrito por Sánchez Mato que ayer criticó el popular Percival Manglano en la Comisión de Economía del Ayuntamiento. "Feliz 2017. Que el centenario de la más hermosa revolución de la historia sea estímulo para la construcción de fraternidad internacional", escribió el concejal de Ahora Madrid en su cuenta personal de Twitter.
"Debería leer un poco de Historia, es como decir que el advenimiento de Hitler no tuvo muertos", ha expresado Aguirre durante su visita a la Casa Rusia en Madrid. Para Aguirre, la revolución rusa "ha sido el genocidio más importante de la historia del siglo XX".
En este sentido, la popular ha criticado "la creación de hambrunas, asesinatos y muerte por hambre" que conllevó dicha revolución. "Nunca una ideología como el comunismo ha tenido tanto tiempo para demostrar sus bondades, y en diferentes países, como Rusia, Cuba o China", ha señalado, para criticar a continuación que el delegado de Economía y Hacienda asegurar "solo" cinco muertos en la revolución.
"Este señor es el que dijo en otro tuit que iba a derribar el sistema; es un antisistema y un prosoviético, que no prorruso", ha criticado.
"OCCIDENTE NO SE ENTIENDE SIN RUSIA"
Durante su visita a la Casa Rusia de la capital, Aguirre ha asegurado que "Occidente no se entendería sin Rusia". "Dostoyevski, Tchaikovsky... son parte integral de la cultura occidental", ha apuntado.
Aguirre, que ha comprado la Casa Rusia con el Instituto Cervantes, ha calificado de "sorpresa muy agradable" que 2.500 rusos "puedan estudiar cuestiones sobre su patria, religión y lenguas".
"Nos parece que siendo la comunidad rusa como es, una de las más pequeñas de las colonias extranjeras en la ciudad, la finalidad es enseñar la lengua; pero no solo es eso, también la difusión de la cultura y de la civilización rusa", ha apuntado.