Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aguirre no "pisará" el Palacio de Cibeles porque el Ayuntamiento debe ser "humilde"

La candidata del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, no piensa "pisar" el Palacio de Cibeles, actual sede del Gobierno municipal, si llega a ser alcaldesa de la capital porque considera que el Ayuntamiento tiene que ser "modesto y humilde".

La presidenta del PP madrileño ha explicado en una entrevista en El Programa de Ana Rosa de Telecinco que hará "unas consultas" a los ciudadanos para que decidan qué va a pasar con el Palacio de Cibeles pero que ella no piensa pisarlo y que, si sale alcaldesa, se irá directamente a la Casa de Cisneros, en la plaza de la Villa, donde ha estado el Ayuntamiento "toda la vida".
Esta decisión la tomaría, ha asegurado, por "razones de ahorro" y simplemente "por lo que cuesta la calefacción". "No tiene sentido", ha asegurado, destacando que es necesario tener una institución que se "acerque a los ciudadanos". "Haremos lo que diga la ciudadanía, con modestia y humildad", ha insistido.
"Por qué tener el edificio más importante de Madrid cuando tenemos la Casa de la Villa que, por razones históricas y de ahorro, está muy bien, y además, en el centro de Madrid", se ha preguntado Aguirre, en referencia al traslado que decidió hacer Alberto Ruiz-Gallardón siendo alcalde.
BAJARÁ IMPUESTOS
En cuanto a los impuestos, ha asegurado que todos los que hayan subido, los bajará, y que también simplificará el organigrama del ayuntamiento, haciéndolo más "sencillo". "Los organismos públicos tenemos que hacer lo mismo que las empresas", ha asegurado.
Tampoco tiene la "intención" de aspirar a las Juegos Olímpicos aunque ha destacado que Madrid es la única "gran capital" que no ha sido sede de un evento deportivo de esa magnitud, y ha asegurado que mantendrá a los agentes de movilidad, "que son personas que están al servicio de la ciudadanía".
"Evidentemente van a seguir y van a facilitar la circulación, que para eso están", ha manifestado, después de que hace un año protagonizara un episodio con este cuerpo municipal tras ser multada por aparcar en el carril bus de la Gran Vía para sacar dinero de un cajero.
DISPUESTA A PACTAR
Por otro lado, ha asegurado que está dispuesta a "pactar" con "cualquiera que proponga un pacto con mejoras para la ciudadanía" y ha puesto como ejemplo que si Podemos propone plantar 5.000 árboles más en la ciudad, ella lo secundaría. "Si son susceptibles de gustar a los ciudadanos y está en mi programa, por supuesto que pactaré", ha asegurado.
En este punto, ha añadido que podría pactar con Ciudadanos, con el PSOE o con cualquiera. "En los ayuntamientos hay que hacer pactos y llegar a acuerdos sobre muchísimas cosas", ha subrayado, al tiempo que ha insistido en que se pueden llegar a acuerdos "con todos los partidos". "Y ya no le digo con los que están en el espectro más cercano al PP, como Ciudadanos, UPyD o Vox", ha añadido.
No le "preocupa" ninguno de sus "oponentes" y le "ocupa manifestar" su "máximo respeto por cada uno de ellos y sus votantes, que son los madrileños. "Hay que hacer una competición limpia, un debate claro y hablar de lo que le preocupa a los madrileños", ha destacado.
SU NÚMERO 2
Sobre si ha pensado a quien llevará de número dos, ha dicho que todavía no porque es "supersticiosa" y nunca se ha puesto a organizar antes de tener algo seguro. Así, ha detallado que hoy mantendrá una reunión con sus colaboradores para empezar a trabajar y que también se reunirá con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para que la ponga al "tanto" de todo.
En este punto, sí que ha aclarado que no le va a ofrecer nada a Ignacio González porque ser concejal o estar en la oposición "le va a parecer muy poco" habiendo aspirado a revalidar su cargo como presidente de la Comunidad.
"No me he atrevido a ofrecérselo porque le va a parecer muy poco, que ha sido presidente", ha señalado Aguirre, quien ha recordado que tendrá otras salidas profesionales y que, precisamente, es "alto funcionario" en el Ayuntamiento de Madrid.
Así, ha querido "romper una lanza" a favor de Ignacio González, cree que el partido ha sido "injusto" con él y que su gestión ha sido "extraordinaria", lo que "no quiere decir" que Cristina Cifuentes "no sea una excelente candidata". Además, ha criticado a los que dicen que ella es más "conservadora" porque ha recordado que viene del "ala liberal" mientras que la delegada de Gobierno comenzó en Nuevas Generaciones de Alianza Popular.
Sobre si llevará imputados en su lista, ha indicado que a lo mejor lo es ella misma si sale adelante la querella de Podemos. "Yo soy la primera imputada, encabeceré la lista como imputada si aceptan la querella de Pablo Iglesias ", ha explicado, al tiempo que ha manifestado que está "en política de verdad" porque tiene "unos principios y unos valores" que quiere defender.
Aguirre ha explicado que hace dos años decidió apartarse porque era un "momento difícil" personal y dejaba a una persona (Ignacio González) que lo "iba a hacer muy bien" y ahora es un momento "político muy difícil para el PP y para España". "No quiero que los madrileños piensen que como vienen mal dadas me quito del medio", ha apuntado.
En otro orden de cosas, ha señalado que si pierde, se quedará como concejal y que no piensa casar a nadie, ni a homosexuales, uno de los colectivos a los que más aprecia, ni a heterosexuales. "No estoy para casar", ha apostillado.
También se ha referido a la situación del Gallinero, donde se compromete a trabajar porque quieren que todas las personas que viven allí "adapten su situación a la legalidad, salgan de esa situación de exclusión" y puedan "ofrecerles una ciudad maravillosa".
Sobre los más afectados por la crisis, como los desahuciados, Aguirre ha indicado que su intención es "descentralizar" los servicios sociales y que los distritos controlen los casos. "Será el método para que todos los que lo necesitan pueda salir de esa dificultad y riesgo de exclusión", ha dicho.