Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro reconoce motivos políticos en algunas dimisiones en la Agencia Tributaria

El Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha reconocido este viernes que algunos de los altos cargos relevados en los últimos meses en la Agencia Tributaria procedían de anteriores etapas de gobiernos socialistas y cree que, entre los dimisionarios, puede haber habido motivos de discrepancia política con el actual Ejecutivo. Montoro y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, no obstante han enmarcado este proceso de relevos, ceses y dimisiones dentro del organigrama del organimo recaudador como algo normal.

Así se han pronunciado ambos en sendas conversaciones informales con periodistas durante la recepción que ha tenido lugar en el Congreso con motivo del trigésimo quinto aniversario de la aprobación de la Constitución.
Mientras Sáenz de Santamaría se ha puesto a sí misma como ejemplo de los distintos destinos que tuvo como abogada del Estado, el titular de Hacienda ha insistido en que es entendible que cuando una persona asume una nueva responsabilidad quiera configurar sus propios equipos para trabajar.
Así, Montoro ha querido quitar importancia a los relevos que se han sucedido en la Agencia Tributaria tras el desembarco el pasado verano de su nuevo director, Santiago Menéndez, y ha insistido en que todos los puestos han sido ocupados por funcionarios. También ha admitido que conocía a Menéndez de su etapa anterior al frente del Ministerio de Hacienda.
Eso sí, el ministro ha apuntado también que algunos de los relevados procedían de anteriores etapas de gobiernos socialistas y cree que, entre los dimisionarios, puede haber habido motivos de discrepancia política con el actual Ejecutivo.
Montoro no ha querido opinar sobre la dimisión del ya exdirector de Inspección Financiera y Tributaria Luis Jones y se ha limitado a explicar que no ha hablado con él. Eso sí, ha recalcado que, como ha señalado el propio afectado, su salida no ha tenido nada que ver con la polémica generada en torno a la cementera mexicana Cemex.
El trato a la Infanta
Preguntado sobre las acusaciones lanzadas por el sindicato de técnicos de Hacienda Gestha relativas a un supuesto trato de favor de Agencia Tributaria a la infanta Cristina, Montoro, ha subrayado que se trata únicamente de "palabrería" y que si este colectivo quiere hacer una denuncia o queja formal debería dirigirse a otras instancias.
Además, ha hecho hincapié en que el fisco no ha incurrido en ningún cambio de criterio con respecto a la hija del Rey y que así lo explicará su departamento.