Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morenés aplaza al menos seis meses la retirada de los primeros militares de Afganistán

Pedro Morenés en AfganistánEFE

España mantiene desplegados unos 1.500 militares y guardias civiles

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha anunciado este lunes, después visitar la base española en Qala-I-Naw, que los militares españoles comenzarán a retirarse de Afganistán en el segundo semestre de este año, posiblemente entre los meses de octubre y noviembre, y no en los primeros meses de 2012 como preveía el anterior Ejecutivo.
Morenés ha desvelado estos planes tras su primera visita a las tropas en el exterior, en la que ha conocido las bases españolas en Herat y Qala-I-Naw, acompañado por el nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez. En total, España mantiene desplegados en Afganistán unos 1.500 militares y guardias civiles.
En sus intervenciones ante los contingentes en ambas bases, el ministro de Defensa ha eludido pronunciarse sobre el calendario de retirada acordado con la OTAN, que prevé que los aliados abandonen definitivamente el país asiático en 2014, y no ha pronunciado en ningún momento las palabras 'retirada' o 'repliegue'.
"En ningún caso antes del verano"
Sin embargo, después, al ser preguntado por los periodistas acerca de cuándo está previsto que abandonen el país los primeros militares españoles, Morenés ha explicado que no contempla que tenga lugar en el primer semestre del año. El ministro ha dicho que podría ser en octubre o noviembre, pero "en ningún caso antes del verano".
A juicio del ministro de Defensa, no tendría sentido comenzar la retirada en el primer semestre del año, meses que coinciden con el periodo de primavera-verano, los de mayor actividad insurgente, que en los meses de invierno tiende a bajar su intensidad por las difíciles condiciones meteorológicas en el país.
Por ello, y en espera de asistir a su primera reunión de ministros de Defensa de la OTAN, que tendrá lugar el próximo mes de febrero, Morenés no se plantea iniciar el repliegue ahora, en contra de lo que había anunciado su antecesora en el cargo, Carme Chacón, quien aseguró que los primeros militares en dejar el país comenzarían a hacerlo en enero de este año.
Repliegue de 150 militares
Estos planes se ajustaban a lo anunciado por el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado mes de junio, cuando dio a conocer el "plan de retirada". Este plan preveía que durante el primer semestre de 2012 se produjera el repliegue del 10% del contingente, es decir unos 150. Además, fijó para 2013 la retirada de otro 40% y dijo que en 2014 tendría lugar la retirada completa.
El resto del calendario se cumplirá
Pese a anunciar el retraso en el inicio de la retirada, el ministro de Defensa ha señalado que considera que el calendario se cumplirá para los próximos años. A su juicio, la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de los países de la Alianza Atlántica que tendrá lugar el próximo mes de mayo en Chicago no afectará a este calendario, ya que en principio tendrá por objetivo la planificación del "post-2014".
Durante su visita a Herat, Morenés desveló que nada más aterrizar se le había hecho entrega una carta del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en la que le instaba a encontrarse en las próximas reuniones de la Alianza y le expresaba su reconocimiento a la labor que desempeñan los españoles en el país asiático y elogiaba su "valía y dedicación".
Morenés ha asegurado que los elogios a la labor de los españoles han estado presentes en todos los encuentros que ha mantenido a lo largo de esta jornada, en la que se ha reunido con el jefe del Mando Regional Oeste, el general italiano Luciano Portolano, y el gobernador de la provincia de Badghis.
El ministro de Defensa se ha mostrado muy satisfecho por su visita a las bases y por las conversaciones que ha mantenido con los jefes de la fuerza en cada una de ellas. Entre otras cosas, Morenés ha destacado la "conciencia de seguridad" que ha percibido entre los militares.
Además, ha asegurado que una de las cosas que más le ha impresionado positivamente han sido los hospitales de las dos bases. En el de Herat, se ha interesado por la salud de una niña afgana con problemas en una pierna, en la que había sido necesario hacerle un injerto y en el de Qala-i-Naw su visita ha coincidido con una comunicación por videoconferencia con el puesto avanzado de Ludina, en el que se ha informado de que un policía afgano se había herido de bala con su propia arma y requiría una intervención quirúrgica .
Precisamente, Morenés ha explicado también que le hubiera gustado conocer uno de los dos puestos avanzados en manos de militares afganos, en Ludina y en Darrai Bum y ha apuntado la posibilidad de visitarlos en otro viaje.
En su primera visita, además de por el JEMAD, el ministro ha estado acompañado por los jefes de Estado Mayor de los Ejércitos de Tierra, general Fulgencio Coll, y Aire, José Jiménez. También ha viajado con él el secretario general de Política de Defensa, Alejandro Alvargonzález.