Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alzhéimer y el cáncer han marcado las últimas décadas de los Suárez

Adolfo Suárez lleva padeciendo más de diez años alzhéimer. Lo ha olvidado todo. No recuerda haber sido presidente del Gobierno, ni conoce a quienes le rodean, pero, según su familia, sigue respondiendo al estímulo del afecto que le ha acompañado hasta el final, desde que en 2005 su familia hizo pública su enfermedad. Pero esta dolencia neurodegenerativa no ha sido la única que le ha golpeado.  Desde que  dejara la política en 1991, primero el cáncer, y luego su dolencia, se han abatido sobre su familia. Su esposa, María Amparo Illana, y su hija mayor, Marian, fallecieron de cáncer. Otra de sus hijas, Sonsoles, también sufrió esta enfermedad, pero logró superarla.