Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos exdirectivos de Adif imputados se niegan a declarar por el caso Alvia

El tren desacrrilado era un Alvia que realizaba el trayecto Madrid-Ferrolcuatro.com

El expresidente de Adif Antonio González Marín y el exdirector de Seguridad en la Circulación Andrés Cortabitarte, ambos imputados dentro de la causa que se instruye por el accidente de Angrois, han rechazado este miércoles declarar ante el juez Luis Aláez, al igual que en jornadas anteriores habían hecho los restantes integrantes del Consejo de Administración citados por el magistrado.

A primera hora de la mañana de este miércoles ha entrado en los juzgados de Santiago, acompañado por sus abogados, el expresidente de Adif Antonio González Marín.
Poco después, antes de las 10.00 horas, lo ha hecho, también con representación letrada, Andrés Cortabitarte, que ocupaba el cargo de director de Seguridad en la Circulación del ente en el momento en que se decidió desconectar el ERTMS en la curva de A Grandeira.
Aunque en un principio estaba previsto que Cortabitarte compareciese ante el juez cerca del mediodía, finalmente ha sido llamado a continuación de González Marín y ambos se han acogido a su derecho a no declarar.
Sobre las 11.00 horas, los dos excargos de Adif han abandonado el juzgado de forma casi simultánea y tomando direcciones contrapuestas para evitar las preguntas de los medios de comunicación, a los que tampoco han hecho declaraciones.
Los letrados personados en la causa guardaban la esperanza de que Andrés Cortabitarte decidiese finalmente declarar este miércoles.
De hecho, varios abogados han apuntado a los medios de comunicación que el exdirector de Seguridad en la Circulación era el único de los 11 excargos citados como imputados que no había remitido un escrito al juez en el que claramente anunciase su intención de no declarar.
Con la jornada de este miércoles, la totalidad de los 11 cargos citados por Aláez --nueve integrantes del Consejo de Administración en el momento que se abrió la línea en la que se produjo el accidente, el expresidente de Adif y el responsable de Seguridad en la Circulación-- han guardado silencio ante el magistrado en relación al accidente de Angrois.
RECLAMAN QUE SE RESUELVA EL RECURSO
Los 11 excargos, representados de forma conjunta por la Abogacía del Estado y con letrados propios, habían acordado por consejo de sus defensas y de forma conjunta, negarse a declarar ante el juez tras su citación.
Para esta decisión, los imputados alegaban que no han tenido tiempo de analizar de forma pormenorizada la abundante documentación de la causa y, en concreto, los indicios que han llevado a su imputación. Asimismo, reclaman esperar a que la Audiencia Provincial de A Coruña resuelva los recursos presentados contra esta imputación --por Abogacía del Estado, Fiscalía y representaciones procesales--.
CONFÍAN QUE LO DESESTIMEN
El abogado del maquinista del tren, Manuel Prieto, ha lamentado que tras estas jornadas de declaraciones no se haya producido "ninguna novedad" y ha confiado en que "desestimen" los recursos contra la imputación de los excargos, aunque "en derecho puede ocurrir cualquier cosa".
"Espero que no prosperen los recursos, pero también lo esperaba la otra vez y prosperaron", ha sentenciado Manuel Prieto, aunque ha recordado que "ahora es verdad que hay muchos más elementos que avalan la hipótesis de que tienen que estar imputados".
También el abogado Javier González, que está personado en representación de la asociación de víctimas Apafas, ha considerado que las imputaciones "sí se deberían mantener", dado que "los informes periciales que se han emitido son muy claros" a este respecto.
"Los informes de los peritos judiciales son muy claros en cuanto a deficiencias muy importantes de señalización y cuestiones de seguridad en las proximidades en A Grandeira", ha indicado González.
"A nuestro juicio, se produce una disminución en la seguridad y consecuentemente un incremento del riesgo que es incuestionable", ha sentenciado el letrado de Apafas, que ha calificado de "absolutamente correcto" el criterio del juez Aláez.
Tal y como ha apuntado Manuel Prieto, el caso "sigue ahora con las diligencias que tengan que realizarse" y a la espera de presentar las impugnaciones de los letrados sobre los recursos presentados.
De hecho, Prieto ha indicado que aún han recibido recursos en la jornada de este martes, por lo que el plazo para impugnarlos y, posteriormente, trasladarlos a la Audiencia, aún está abierto.
Según distintos letrados, es posible que el plazo para que la Audiencia Provincial emita un dictamen al respecto esté en torno a un mes o mes y medio.
"MÁS DAÑO Y MÁS DOLOR"
Javier González ha lamentado que la decisión de no declarar de los excargos de Adif, así como de recurrir la imputación, esté causando "más daño, más dolor y más sentimiento de frustración" a las víctimas, para las que "es muy duro entenderlo" y "encajarlo".
Javier González ha aclarado que tenía la "esperanza" de que Andrés Cortabitarte decidiese finalmente declarar este miércoles, dado que "su puesto y su cargo es absolutamente relevante en relación con esta tragedia". A raíz del resultado de estas jornadas de citaciones, González ha señalado que Adif, a "nivel colectivo", quizás tiene voluntad de colaborar con la justicia, "pero a nivel individual de las personas físicas indudablemente no".