Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ada Colau firma el libro de honor del Parlament ofreciendo "lealtad institucional"

Afirma que la cámara representa "la voluntad de los ciudadanos del país"
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha firmado este martes en el libro de honor del Parlament con un mensaje que ofrece "colaboración y lealtad institucional", durante una recepción oficial de la presidenta de la cámara, Carme Forcadell.
"Un placer y un honor visitar el Parlament de Catalunya como alcaldesa de la capital del país", ha escrito tras llegar al despacho presidencial acompañada de Forcadell.
"Muy agradecida por ser recibida por la presidenta Carme Forcadell, máxima representante de esta institución que representa la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas del país. Como alcaldesa, toda la colaboración y toda la lealtad institucional", añade.
Tras la firma, la presidenta del Parlament le ha entregado un CD con el himno de Catalunya y una bandera catalana de una edición limitada de 1.000 ejemplares.
TRES 'SENYERES'
"Están hechas en Catalunya. La número cero la tenemos en el Parlament. La número uno se la dimos al presidente de la Generalitat para que la ponga en el Palau", ha dicho Forcadell entregándole la número dos por ser la alcaldesa de la capital catalana.
Fuentes parlamentarias han aclarado que la bandera con el número cero ondeará en el salón de sesiones de la cámara catalana, aunque todavía no está colocada.
Forcadell y Colau han llegado juntas al despacho de la presidenta hablando distendidamente y, mientras Colau firmaba en el libro ante un nutrido grupo de periodistas que guardaba silencio mientras tomaba imágenes, Forcadell ha bromeado: "Podéis hablar".
"Sí, por favor, que la presión es muy grande", ha continuado la broma Colau, riendo ante los periodistas.