Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acuerdo para estudiar cómo ha aplicado cada CCAA la corresponsabilidad fiscal tras la denuncia de 'dumping'

Cinco presidentes socialistas reclaman una armonización fiscal con topes máximos y mínimos en Sucesiones, Donaciones y Patrimonio
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha explicado hoy, tras la reunión de la VI Conferencia de Presidentes, que se ha acordado hacer un estudio para saber cómo está ejerciendo cada CCAA la corresponsabilidad fiscal, después de que al menos cinco presidentes autonómicos socialistas reclamaran una armonización fiscal en los impuestos cedidos.
El jefe del Ejecutivo ha reconocido que ante esta petición no se ha tomado ninguna decisión, "sólo" realizar este informe para ver cómo ha aplicado cada autonomía su capacidad fiscal en varios impuestos como Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o si han "subido o bajado el IRPF", tributo del que tienen cedido un tramo.
Rajoy ha admitido que sobre este asunto no había acuerdo ya que unas CCAA creen que tienen derecho a tomar las decisiones que "mejor les parezcan" en beneficio de los ciudadanos y otras consideran que no debe haber tantas diferencias en los temas impositivos.
El jefe del Ejecutivo se refería a las quejas expresadas por al menos cinco CCAA gobernadas por el PSOE, que en la sesión de esta mañana han denunciado que hay 'dumping' fiscal por parte de las CCAA en las que tienen su sede social y pagan sus impuestos la mayoría de las empresas, en referencia, sobre todo, a Madrid.
Ha sido la presidenta andaluza, Susana Díaz, la primera en denunciar este hecho y en exponer la necesidad de que se fijen topes máximos y mínimos en los impuestos cedidos a las autonomías, como ocurre ahora mismo con el tramo cedido de IRPF.
Esta propuesta ha sido respaldada por otros presidentes socialistas como el de Valencia, Ximo Puig, el de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, el de Castilla La Mancha, Emiliano García-Page o el de Aragón, Javier Lambán.
Las fuentes consultadas por Europa Press explicaron que el planteamiento que han realizado las CCAA socialistas es que este asunto se aborde en la Comisión de expertos que se creará para modificar el sistema de financiación autonómico.
El motivo que alegan las CCAA socialista para esta petición es que hay CCAA infrafinanciadas y otras que reciben una financiación muy superior por el hecho de tener domiciliadas las grandes empresas, como ocurre con Madrid. Argumentan que esto ha permitido a CCAA como la madrileña haber suprimido el impuesto de sucesiones y donaciones. Sin embargo, otras CCAA, como es el caso de Andalucía se ven obligadas a mantenerlo, lo que ha llegado a provocar deslocalizaciones familiares en algunos casos.
Pero en este asunto no ha habido acuerdo ni entre los presidentes socialistas ya que Baleares ha rechazado esa armonización fiscal y ha reclamado la cesión del IVA y los impuestos especiales.
Por el lado de los populares, tampoco la presidenta de la CCAA de Madrid, Cristina Cifuentes, ha estado conforme con este planteamiento y ha dejado claro que no tiene intención de subir los impuestos a los madrileños porque considera que ya pagan suficiente y que gracias a tener los impuestos más bajos Madrid es el "motor de España".
Sin embargo, ayer mismo el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo aseguraba en una entrevista en la Cadena Ser que para evitar distorsiones veía "razonable" que se fijara una "horquilla de máximos y mínimos" en los impuestos. Aunque Galicia ha suprimido desde el uno de enero de 2016 el impuesto de Sucesiones para los primeros 400.000 euros, así como el de transmisiones en el mundo rural y ha rebajado el IRPF.
También el presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, aseguraba, consultado por Europa Press, que era partidario de estudiar la propuesta.
A esta polémica se ha sumado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien ha echado en cara a Madrid que puede bajar los impuestos por que tiene más ingresos por otro lado.