Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Acuerdo en la mayoría de provincias para el reparto de delegados al Congreso del PSOE, a expensas de Andalucía y Madrid

Un millar de representantes socialistas votarán la nueva Ejecutiva federal de Sánchez y el proyecto político de los próximos años
Los socialistas elegirán este fin de semana a los 1.035 delegados que participarán en el 39º Congreso Federal que el PSOE celebrará en Madrid del 16 al 18 de junio. En la mayoría de las provincias se está pactando un reparto proporcional al resultado obtenido en las primarias por cada una de las tres candidaturas, si bien en lugares como Andalucía y Madrid aún no ha sido posible ese consenso, según informaron a Europa Press en fuentes socialistas.
El reparto de delegados que aporta cada federación autonómica se determina en función del número de militantes en cada territorio. Andalucía, por ser la más numerosa, envía 255 representantes al Congreso federal.
La elección de delegados tiene una gran importancia sobre todo en estas circunstancias en las que el voto del PSOE está tan dividido, ya que serán estos representantes quienes votarán la nueva Ejecutiva Federal que trabajará bajo las órdenes de Pedro Sánchez, pero también el proyecto político del partido para los próximos años, la denominada Ponencia Marco.
Los 'sanchistas' reclaman que el reparto de delegados refleje el resultado de las primarias que dieron la victoria a Pedro Sánchez, que venció en todos los territorios salvo en Andalucía, donde se impuso Susana Díaz, y País Vasco, donde ganó Patxi López.
En Castilla-La Mancha, La Rioja, Asturias, Cantabria, Extremadura y en las provincias de Gran Canaria, Guipúzcoa, Huesca y Teruel se ha llegado a un acuerdo para presentar una lista única de delegados, que respete más o menos el resultado de las primarias, que se votará en los 'congresillos' regionales del PSOE de este fin de semana.
La misma voluntad existe, pero aún no se ha cerrado el pacto, en Castilla y León, Galicia, Murcia, Tenerife y las provincias catalanas. El PSC, de hecho, tiene la tradición de presentar una única lista de delegados al Congreso Federal.
DÓNDE HAY PROBLEMAS
Donde está habiendo dificultades para alcanzar esa lista única es en Madrid, Zaragoza --donde se votarán dos listas-- Castellón y algunas provincias andaluzas como Cádiz, Málaga y especialmente Sevilla, a cuenta de la polarización entre los afines a Díaz y a Sánchez en estos territorios.
En Madrid, informan a Europa Press fuentes socialistas, quienes están planteando problemas son los seguidores del candidato Patxi López, que pertenecen a la actual Ejecutiva del Partido Socialista de Madrid, liderada por Sara Hernández.
Este sector está exigiendo tener una representación de delegados mayor de la que les correspondería y quiere situar de número dos de esa lista, por detrás de Pedro Sánchez, a Sara Herández. De no ser posible una única lista, y hay dos o más, la ganadora tendrá la mitad más uno de los delegados a elegir y las demás candidaturas, si logran un mínimo del 20 por ciento de los votos válidos, se repartirán el resto de delegados de manera proporcional al porcentaje obtenido.
Salvo acuerdo de última hora, es lo que ocurrirá en Sevilla, donde se prevé que sean dos las listas que lleguen al 'congresillo' tras las desavenencias puestas de manifiesto entre la dirección y el sector sanchista.