Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Absuelto un acusado de colocar una placa de homenaje al etarra 'Kabi' en Lekeito (Vizcaya)

La Audiencia Nacional considera que existen dudas razonables de su participación
La Audiencia Nacional ha absuelto a un acusado de colocar una pancarta y una placa en un monolito de piedra en una plaza de Lekeitio (Vizcaya) en homenaje al miembro de ETA fallecido Francisco Javier Goitia, al entender que no ha quedado acreditado su participación.
De este modo, ha rechazado la petición de la Fiscalía que solicitó por un año y medio de cárcel, al considerar que no hay pruebas concluyentes de que se haya ensalzado al etarra fallecido.
Los magistrados de este tribunal --Felix Alfonso Guevara, Ana Rubio y Fermín Javier Echarri--reconocen en una sentencia con fecha de este miércoles que colocar una placa en un lugar público relacionada con la "lucha" de un miembro de la organización terrorista supone un apoyo a las acciones llevadas a cabo por éste y que, por tanto, recoge los requisitos para acusarle de enaltecimiento o justificación de los delitos de terrorismo.
Tanto la pancarta como la placa llevaban una fotografía del miembro de ETA que murió en octubre de 2011 cuando manipulaba un explosivo en un piso del barrio de San Ignacio de Bilbao. En ambas podía leerse "La lucha no se detiene. ¡Vivan los soldados vascos!" y "Diste la vida luchando por Euskal Herria, tu lucha es un ejemplo para el pueblo".
NO PUEDE SER CONDENADO SI NO HAY "PRUEBAS DE CARGO VÁLIDAS"
No obstante, el tribunal afirma que la prueba practicada en el juicio que se celebró este lunes no se puede concluir que el acusado "colocara o ayudara a otros" a la exhibición de la pancarta, placa y banderas el 25 de octubre de 2015.
En este sentido, el tribunal asume una sentencia del Tribunal Supremo en el que se explica que el derecho de presunción de inocencia se configura como un "derecho a no ser condenado sin pruebas de cargo válidas".
Asimismo, el tribunal dice que esta prueba puede ser "indiciaria", pues se encontraron huellas en la cara interna de la cita adhesiva pegada en la placa y al monolito. Según alegó el acusado durante la vista oral, la hermana de Goitia --que corroboró lo afirmado-- le pidió ayudar para sostener el distintivo en un lugar del caserío familiar y que no volvió a saber más de este homenaje hasta que el juzgado le citó a declarar.
"Cuando existe una duda objetiva, debe actuarse el efecto garantista de la presunción constitucionalista" y absolver el acusado, sentencia la Sección Tercera de lo Penal.