Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ábalos cree que Sánchez no ha renunciado a liderar el PSOE y dice que el movimiento va más allá de él

Relata que habló con él tras la reunión de este martes y le pidió que no "desprecie" a quienes han puesto en él sus expectativas
El secretario provincial del PSOE de Valencia, José Luis Ábalos, uno de los organizadores de la reunión que se celebró este martes para pedir a Pedro Sánchez que se postule para volver a liderar el partido, está convencido de que éste "no ha renunciado" y sigue contemplando la posibilidad.
Ábalos ha reaccionado así tras conocer la respuesta de Sánchez al manifiesto que sus fieles hicieron público el martes. "Entre todos/as haremos posible la recuperación del PSOE y de nuestra identidad como socialistas", ha escrito Sánchez en Twitter, además de expresar su "gratitud inmensa".
El diputado valenciano ha dicho a Europa Press que esa respuesta quiere decir que Sánchez "sigue ahí", y ha reconocido que una ausencia de respuesta, o una reacción más distante, hubiera decepcionado a sus fieles.
Además, ha relatado que Sánchez le llamó por teléfono este martes, para saber qué tal había ido la reunión. Ábalos le transmitió la petición de los reunidos de que no les desprecie y Sánchez le aseguró que no lo hace.
Con todo, el promotor de la reunión ha asegurado que no le piden a Sánchez que desvele sus planes de manera inmediata, porque mientras no haya un proceso abierto no se le puede pedir que dé el paso.
Sí ha remarcado que la cita de este martes confirma que hay un movimiento que va "más allá de Pedro Sánchez", pero que ha depositado en él sus expectativas", así que ahora es su responsabilidad "acompañar el proceso o frustrarlo".
Según dice, no es un movimiento "anti nadie", pero está claro que no quieren apoyar a dirigentes que cuestionen la participación y desconfíen de la militancia. Además, defienden una "España plural, no uniforme" y quieren un PSOE "que sea alternativa al PP, no que haga más humana su acción política".
También ha admitido que, si Sánchez decide no dar el paso, los que ahora le apoyan tendrían que ver si siguen juntos o no. De hecho, ha explicado que en la reunión del martes quedó claro que no sería fácil apoyar una candidatura alternativa, primero porque una 'tercera vía' que salga del mismo sector --y no de verdadera unidad-- podría dividir el voto.
EL "CAPITAL POLÍTICO" DE SÁNCHEZ NO SE TRANSFIERE FÁCILMENTE
Pero también porque el "capital político" de Sánchez no es fácilmente transferible, puesto que se basa en decisiones y actitudes que han sido sólo suyas: su "firmeza" en el no al PP y con su decisión de dejar su escaño para no desdecirse de su compromiso.
Ese capital, añade, es lo que hace que ahora apoyen a Sánchez personas que en un principio no estaban con él, como los afines al ex portavoz de la corriente interna Izquierda Socialista --y ex rival de Sánchez por el liderazgo del PSOE-- José Antonio Pérez Tapias.
Sin embargo, sí ha dejado claro que los partidarios de Sánchez quieren que se les escuche, frente al empeño de quienes pretenden que su oportunidad desaparezca. A su modo de ver, detrás de esos intentos está "la derecha", dolida porque Sánchez le negó el Gobierno, y también quienes pretenden que no haya candidatos a las primarias, para lo cual "Pedro es el mayor obstáculo".
Ábalos relativiza el hecho de que algunos dirigentes hayan dejado de apoyarle públicamente, entre otras cosas, por el hecho de que en primarias decidirá la militancia, no los dirigentes.
Es más, ha subrayado que este proceso no es como los demás y que no pueden decidir unos cuantos dirigentes sentados en torno a una mesa. Ahora, ha dicho, no hay tanto "seguidismo" de los líderes territoriales, sino que la gente exige mucha más participación y tiene mucha más información. Además, ha remarcado que en los territorios no hay uniformidad, por mucho que algunos pretendan representar a mucha gente y, bajo esa premisa, reducir el margen de maniobra de otros.